Tabanera de Valdavia, Alar del Rey, los incendios evitables

Home / Ecología / Tabanera de Valdavia, Alar del Rey, los incendios evitables
Tabanera de Valdavia, Alar del Rey, los incendios evitables

sin fuego no hay incendios

8 de agosto, mediodía en Tabanera de Valdavia, previsión de máximas en la provincia rayando los 40º,  la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León declara alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales,  queda prohibido el uso de maquinaria que en su funcionamiento habitual despida chispas,  una cosechadora trabajando justo cuando más calienta, ¿qué podría salir mal?

Si se considera el ahumador de un apicultor una maquina que despide chispas, con más razón se tendría que prohibir el uso de una cosechadora. La cosechadora no es un máquina diabólica que va provocando incendios, pero si debe ser dirigida por alguien que hizo caso omiso a las recomendaciones de la Consejería de Medio Ambiente, y a las dos de la tarde supuestamente hizo saltar una chispa que originó un fuego que finalmente calcinó un total de 330 hectáreas.

Una chispa, el rastrojo, los casi 40 ºC y el invitado que siempre se presenta en el peor momento, el viento, terminaron por destruir una zona de pinar, otra de monte bajo y algunas tierras de labor. Esta falta de respeto a las normas administrativas, pero sobre todo al sentido común, movilizó a numerosos equipos de extinción y puso en peligro la integridad de al menos dos operarios que resultaron heridos durante la intervención en la extinción del incendio.

Alar del Rey, 4 de septiembre, 14 h, finca cinegética cerrada a cal y canto, un operario con una radial rodeado de vegetación. ¿Puede saltar una chispa de la radial? seguramente no se le pasó por la cabeza, pero el resultado final fueron más de 13 hectáreas de encina calcinadas. Se antoja poco el desastre para lo que podría haber sido ante la total ausencia de medidas de prevención.

Que el origen de los incendios no fue intencionado (un pirómano prendiendo fuego al monte) parece que está claro según la información y las investigaciones llevadas a cabo, pero que la información oficial apunte a que es algo accidental y que con eso ya nos tenemos que dar por satisfechos y que además parezca que poco más se puede hacer, sinceramente, es asumir con resignación castellana la idea de la Junta de Castilla y León para no tomar medidas contundentes.

Ateniéndonos a la prohibición que dictó la Consejería de Medio Ambiente parece claro que aunque se diga que los incendios fueron accidentales, más bien parece la típica negligencia del «hago lo que me da la gana y a poder ser a las horas centrales del día que es cuando mayor es el riesgo».

De nuevo nos topamos con la laxitud de la propia Consejería a la hora de establecer medidas claras y contundentes y de falta de inversión en prevención, pero es evidente quienes mandan y quienes apoyan a los que mandan en este cortijo que llamamos Junta de Castilla y León.

De poco sirve invertir en medios de extinción si seguimos permitiendo que los focos potenciales sigan provocando incendios accidentalmente.

La entrada Tabanera de Valdavia, Alar del Rey, los incendios evitables aparece primero en Ecologistas en Acción.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published.