Presentan consideraciones a  la Modificación Puntual del PGOU de Castellar de la Frontera

Home / Ecología / Presentan consideraciones a  la Modificación Puntual del PGOU de Castellar de la Frontera
Presentan consideraciones a  la Modificación Puntual del PGOU de Castellar de la Frontera


Verdemar-Ecologistas en Acción presenta consideraciones a  la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbanística de Castellar de la Frontera para la Adaptación de sus determinaciones a la Declaración de Interés Turístico del Campo de Golf ”Castellar Golf”.

La exigencia de la Resolución referida y del Informe de la Gerencia de Agua de la Delegación Provincial de Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente de fecha 12 de marzo de 2012, de viabilidad en materia de aguas de la declaración del campo de golf «Castellar golf» es la de riego con AGUAS RESIDUALES DEPURADAS SOMETIDAS A TRATAMIENTO TERCIARIO,  pero en los documentos de la Modificación Puntual (Borrador y Documento Inicial Estratégico) se admite sin tapujos que “como quiera que los caudales generados en Castellar de la Frontera no son significativos, hasta tanto estos no lo sean, es decir, hasta que la nueva EDAR de Castellar no alcance caudales mayores para poder regar el extenso campo de golf de 72 Has. existe autorización para tomar agua superficial entre los meses de noviembre a abril, conforme a la concesión otorgada el 12 de Diciembre de 2008,(Ref : CA-46281) por la AGENCIA ANDALUZA DEL AGUA”.

De entrada, la Modificación Puntual incumple dicha condición, por más que se quiera justificar con el Convenio suscrito el pasado 10 de Marzo de 2011 con la entidad Aguas y Residuos del Campo de Gibraltar, S.A. (ARCGISA), pues se trata de un mero desideratum a futuro de defícil cumplimiento.

Y ello porque la viabilidad que se pregona del riego del Campo de Golf con la reutilización de las aguas depuradas una vez se implante el sistema terciario, sólo se confirmaría en el caso de que aumentase la población y actividad en el municipio de Castellar de la Frontera que asegure los caudales suficientes de aguas residuales. Sin embargo, el desarrollo urbanístico previsto del sector de suelo urbanizable (SUS-TH), contiguo al campo de golf, es el que de forma intensa podría contribuir a ese aumento de caudales, pero, paradójicamente, sus aguas residuales ¡¡serán gestionadas por el municipio de San Roque!!.

Como se demuestra con el documento del Anejo de Infraestructuras, acreditativo de la aceptación por el Ayuntamiento de San Roque, previo estudio detallado de la conexión a las infraestructuras de saneamiento existentes en la confluencia de los sectores 50 y 52 de la urbanización Sotogrande. O como también se acredita con la previsión de la instalación de una Estación de Bombeo de Aguas Residuales, (E.B.A.R.), con capacidad suficiente para evacuar las aguas fecales procedentes de la zona a urbanizar hasta la acometida a la red de Sotogrande en la glorieta de Almenara en la carretera A-2100.

Como muestra inequívoca del convencimiento implícito que la promotora tiene de la inviabilidad del uso para riego de aguas residuales tratadas, cabe indicar otros dos aspectos:

1. La previsión de un sistema alternativo de suministro a través de la infraestructura del trasvase Guadiaro-Guadarranque, llevando agua desde la toma en el Río Guadiaro hasta el depósito de Arenillas (ya declarada viable por de la Jefatura del Área de Subsistema Guadiaro-Guadarranque).

2. La ausencia en toda la documentación de la necesaria mención al proyecto de las conducciones y estaciones de bombeo desde la EDAR de Castellar de la Frontera (tan sólo se prevén las condiciones para que la infraestructura de depuración de aguas resuelva la incorporación a la red de agua para riego: es decir, las acometidas del propio campo de golf).

No se incluye previsión alguna en cuanto al sujeto promotor (¿público o privado?), plazos de ejecución, presupuesto, características técnicas, afecciones, servidumbres, expropiaciones, etc. Un silencio elocuente de la nula voluntad de cumplir con aquella condición dada la envergadura, exigencia y alto coste de las instalaciones necesarias.

Los principales argumentos que sirven al promotor para fundamentar la modificación puntual, y que demuestran a las claras hasta qué punto se han sesgado y forzado para justificar lo injustificable:

1. “El ámbito se ha considerado idóneo, por los citados instrumentos, para el desarrollo turístico-deportivo (y luego residencial por la DIT) por no tratarse de suelos forestales…, los suelos que ocuparía el campo de golf y sus instalaciones está clasificado como No Urbanizable de carácter Natural o Rural; es decir, son forestales, con cobertura de pastizal, matorral y arbolado.

2.  “Los terrenos de la actuación están a menos de 1.000 metros de los desarrollos turísticos de SOTOGRANDE,  ya en el municipio de SAN ROQUE y constituyen la prolongación natural de esos desarrollos pero sin afectar a zonas con limitaciones o valores ambientales relevantes”: no se cuestiona esta afirmación, si no que sirve para ilustrar cómo la Modificación Puntual va a propiciar un desarrollo urbanístico, turístico y deportivo ajeno a las necesidades reales de la población de Castellar de la Frontera, sirviendo únicamente a reforzar la oferta sanroqueña. Es incluso dudoso que la mano de obra provenga de Castellar, donde la formación y experiencia está especializada hacia el sector primario (agrícola, forestal y cinegético).

3.  “La evolución previsible en ausencia de la actuación conlleva el riesgo de un crecimiento urbanístico desordenado, no regulado, con un potencial altamente contaminante y carente de servicios, y sin planificación ni previsiones de futuro. Este crecimiento desordenado es una problemática de primer orden a nivel andaluz y de la aglomeración urbana del Campo de Gibraltar, donde ya se ha identificado varios asentamientos irregulares”: sorprende esta afirmación apriorística y apocalíptica. Hacer depender la gestión ordenada de los usos del suelo en la comarca del Campo de Gibraltar del desarrollo de esta actuación es una desfachatez, cuando se trata de una futura urbanización de lujo de baja densidad edificatoria a la que no podrán acceder los ciudadanos corrientes. En todo caso, inducirá los procesos de parcelación y edificación ilegal de los suelos, por su carácter elitista excluyente. Y si alguna actuación potencia los uso altamente contaminantes son estos desarrollos aislados que obligan a un uso desmesurado del coche.

4. “Pero este deseado equilibrio no será posible sin una diversidad de usos, ya que será la única forma de romper la monofuncionalidad del sector, es decir debemos crear ciudad, también en estos entornos terciarios-hoteleros, ya que será necesario un tejido urbano diverso para crear ciudad sostenible. La vivienda se hace aquí necesaria para conseguir la cohesión social…”:  muy al contrario; se ha apostado por una actuación urbanística desligada del núcleo principal, vulnerando el espíritu legal que reclama crecimientos compactos a partir de  la ciudad ya existente. Se enmascara una iniciativa insostenible per se y se reincide en el argumento de la cohesión social, que será entre los ricos usuarios de las instalaciones, los cuales no necesitan que se les cohesione pues ya forman grupo social homogéneo y bien estructurado.

de World in Color in-color.net [themoneytizer id=»43791-28″]

Leave a Reply

Your email address will not be published.