La privatización de los muladares pone en riesgo a las aves necrófagas

Home / Ecología / La privatización de los muladares pone en riesgo a las aves necrófagas
La privatización de los muladares pone en riesgo a las aves necrófagas

La delegación territorial de Cádiz de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (CAGPyDS) ha privatizado el muladar de El Picacho, único de gestión pública de la provincia tras la privatización que se llevó a cabo con anterioridad del muladar de Valdeinfierno. Ambos muladares están en el Parque Natural Los Alcornocales, espacio protegido en el que se concentran, junto al vecino Parque Natural Sierra de Grazalema,  las mayores colonias de buitres leonados de Europa. Esta privatización es una manifiesta dejación de funciones, pues corresponde a esa Consejería la gestión de las especies silvestres, y más aún si gozan de protección legal, como es el caso de las aves carroñeras.

Dicha privatización va a provocar una pérdida de garantías sanitarias en las carroñas que se trasladarán al muladar, pues al haberse autorizado a mataderos y empresas cárnicas su uso, podrán llevar todo tipo de despojos, incluidos animales que han sido tratados con antibióticos o hayan sido eutanasiados, con el correspondiente riesgo para las aves que se alimenten en el muladar. Lo que ha hecho la Consejería de AGPyDS es convertir un muladar controlado en un basurero de despojos cárnicos.

La Junta de Andalucía abrió en 2005 un total de 24 comederos en toda la Comunidad autónoma, pero a partir de 2012 los ha ido cerrando o privatizando sin más explicación que el ahorro económico, y sin estudios ni informes técnicos que lo avalen. Esta red de muladares atiende el acceso a la alimentación de especies de aves necrófagas como buitres leonados, buitres negros, alimoches y al africano buitre moteado, cada día más presente en nuestras sierras, y tanto a la población sedentaria como la importante  migratoria e invernante que atraviesa la Península en dirección al Estrecho de Gibraltar y al continente africano. La provincia Cádiz conforma el embudo natural por donde transita  toda la población migradora de Europa occidental, siendo  además área de invernada, con lo que se multiplica la presencia de aves carroñeras fuera del contingente sedentario de la zona. Paralelamente se constituyen como un claro apoyo a la dispersión de los jóvenes de Quebrantahuesos procedente del Programa de Cría en cautividad de Andalucía, y que están siendo liberados en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Con esta privatización no se llevará a cabo control alguno de las aves que usan el muladar, información de particular importancia tanto de los buitres leonados como, y sobre todo, para constatar la presencia de alimoches, buitres negros y carroñeros esporádicos, como son las águilas imperiales.

Ecologistas en Acción exige a la CAGPyDS que vuelva a asumir la gestión de los muladares de El Picacho y Valdeinfierno, y garantice su buena gestión ambiental y sanitaria.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published.