La laguna de san juan: humedal protegido abandonado

Home / Ecología / La laguna de san juan: humedal protegido abandonado

El pasado domingo, 2 de febrero,  se celebró el Día Mundial de los Humedales, como viene siendo habitual por esta fecha,  el grupo local de Ecologistas en Acción organizó un recorrido a la laguna de San Juan (Chinchón), para conocer y valorar uno de los ecosistemas más diverso y ricos por su importancia social, ambiental, económica y cultural. A su vez conocimos una rara e impresionante  formación geológica conocida como dolina y numerosos restos de bunker, tricheras, descansaderos y puestos de observación empotrados en la roca, triste recuerdo de la cruenta batalla del Jarama durante la guerra civil.

Observamos también, que un espacio protegido no es garantía de buena conservación, pudiendo estar degradado, amenazado y se realicen actividades incompatibles con su gestión, como se dan en este valioso humedal, bajo responsabilidad del gobierno de la CAM.

Dicho espacio pertenece al catálogo de Humedales Protegidos de la Comunidad de Madrid incluidos en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas, con protección relevante como Refugio de Fauna e incluido en el LIC/ZEC Vegas, cuestas y paramos del Sureste perteneciente a la Red Natura 2000.

Colindante con la Laguna discurre la vía pecuaria Vereda de la Blanca (cód. 2805203.1)

Como consecuencia de la marcha indicada, encontramos una serie de argumentos o actividades que están degradando todo el rico ecosistema natural, ecológico y paisajístico, que mediante éste escrito pasamos a denunciar:

  •  De las dos cubetas que integran el humedal, la situada al norte presenta un proceso de colmatación importante evolucionando el cañaveral a colapsar toda la lámina de agua, al igual que algunos de los canales artificiales situados aguas arriba.
  •  La importantísima formación dolina situada al este en lo alto del páramo, presenta una suciedad en su fondo absolutamente vergonzosa e indecente, con restos de vehículo incluido. Tan sorprendente visión desdice la belleza y rareza geológica de todo el lugar.
  •  Basuras encontramos en diferentes tramos de la vereda, a juzgar por el estado de las mismas, todo indica que llevan mucho tiempo allí.
  • –              Durante el tiempo que duró la ruta pudimos presenciar la circulación de coches uno de los cuales nos pasó a demasiada velocidad, motos, incluso dos Quads campando a sus anchas por todo el entorno, incluido el páramo cerealista.
  • –              No existe una señalización adecuada, como establece el art. 17 de la Ley de Vías Pecuarias, mediante la instalación de dos tipos de señales verticales:

a) Prohibición de paso.  Con un subcartel inferior que diga «Excepto vehículos autorizados».

b) «Vía Pecuaria. Consérvala», con subcartel inferior donde se advierte que «está prohibida la circulación de vehículos a motor».

–              Localizamos por el camino de la vía pecuaria, muchos cadáveres aplastados de sapo común (Bufo bufo), infortunados testigos de la impunidad por la que transitan muchos vehículos por la zona.

–              No se respeta la franja de protección de 50 metros en las que el suelo está clasificado como no urbanizable, dado que existen en todo su entorno edificaciones recientes de todo tipo.

–              Hasta donde sabemos, toda la laguna carece del obligatorio Plan de Actuación sobre Humedales Catalogados. Dicho documento resulta clave para establecer objetivos y medidas de conservación.

Ante el incumplimiento de  varias de las leyes que preservan todo el lugar, como la ley 7/1990 de Protección de Humedales y la ley 8/1988 de Vías Pecuarias, ambas de la Comunidad de Madrid, hemos presentado esta denuncia ante las diversas instituciones responsables de la protección de este entorno para exigir que actúen  a la mayor brevedad posible.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published.