Balance del funcionamiento de Madrid Central

Home / Ecología / Balance del funcionamiento de Madrid Central
Balance del funcionamiento de Madrid Central


Madrid Central continúa rebajando los niveles de contaminación en septiembre

Del mismo modo que los demás meses, durante septiembre Ecologistas en Acción ha analizado la contaminación por dióxido de nitrógeno en la capital en relación con Madrid Central. La situación se mantiene consistente en relación a meses anteriores: esta zona de bajas emisiones sigue favoreciendo niveles más bajos de contaminación que la media de los años previos, si bien ahora los datos son menos favorables que cuando la medida contaba con pleno apoyo institucional. La media de la red encadena siete meses consecutivos con niveles claramente inferiores al valor límite anual.  En este contexto, las contraproducentes medidas incluidas en el plan Madrid 360 podrían tirar por tierra buena parte de estos logros.

Los datos de contaminación durante el mes de septiembre (consultables en https://www.ecologistasenaccion.org/114930 ) permiten comprobar cómo en la estación de Plaza del Carmen, la única dentro de Madrid Central, la reducción de la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) fue de 8 microgramos de contaminante por metro cúbico de aire (µg/m³), un 17 % menos respecto al valor medio de los años anteriores.

De este modo, se reproduce la dinámica iniciada a partir del mes de julio, el Efecto Almeida (véanse informes mensuales anteriores): aunque en Plaza del Carmen se siguen registrando niveles de contaminación por NO2 significativamente más bajos que en los años anteriores, esta estación ya no alcanza las mayores reducciones de los niveles de NO2 observados en la red de la ciudad tal como ocurrió entre los meses de marzo y junio (reducciones de 11-17 µg/m³, 24 % – 44 % de disminución), cuando Madrid Central funcionaba sin interferencias y pleno apoyo institucional por parte de las autoridades responsables de su gestión. Es decir, Madrid Central funciona, sigue contribuyendo a reducir los niveles de contaminación, pero se advierte una cierta pérdida de eficacia respecto a los llamativos resultados obtenidos en el trimestre anterior.

Las reducciones más modestas de la contaminación por NO2 se registraron en estaciones periféricas de la red (las más alejadas de Madrid Central), como: El Pardo, Villaverde, Ensanche de Vallecas, Barajas Pueblo o Juan Carlos I. En conjunto, el valor medio de la red experimentó una disminución de 8 µg/m³ (20 % de reducción) respecto a la media de los años anteriores. Los datos confirman, un mes más, la tendencia a la baja de los niveles de contaminación por NO2 en el conjunto de la red y la inexistencia del llamado “efecto frontera”.

La capital versus la Comunidad de Madrid

Resulta de interés comparar la evolución de los niveles de contaminación por NO2 en la ciudad de Madrid con los datos de la Comunidad de Madrid. Aunque en la región también se observó una reducción de los niveles de contaminación por NO2 en septiembre de 2019, respecto a años anteriores, esta reducción de la contaminación fue mucho más modesta que la registrada en la capital. Así, en la ciudad de Madrid la reducción en el valor medio de la red fue de 8 µg/m³ mientras que en la Comunidad de Madrid la disminución se situó en 3 µg/m³. Este mejor funcionamiento de la ciudad de Madrid se viene repitiendo desde que está en marcha Madrid Central

Comparación de Plaza del Carmen con la media de la red

Los datos correspondientes a Plaza del Carmen (ver figura 1) reflejan con claridad las distintas fases que ha sufrido Madrid Central. Enero y febrero con valores similares a otros años, mejora de los niveles cuando empiezan las sanciones a mitad de marzo, y un segundo trimestre con los datos más bajos de toda la serie histórica. A partir de julio los niveles aumentan, si bien pueden considerarse bajos en comparación con los registros correspondientes a esos mismos meses de años anteriores.

Figura 1. Valores medios mensuales de NO2 en Plaza del Carmen en los años 2010-2019.

En cuanto al valor medio de la red (ver figura 2), se puede comprobar cómo los valores se mantienen en niveles bajos respecto a los registros de los años anteriores, desde el mes de abril en adelante. El valor mínimo se alcanzó en el mes de mayo, 22 µg/m³ (mínimo histórico para la actual red de medición de la contaminación desde su entrada en funcionamiento en enero de 2010).

Figura 2. Valores medios mensuales de NO2 de la media de la RED en los años 2010-2019.

En conclusión, a lo largo del año 2019 se vienen registrando unos niveles de NO2 claramente inferiores a los de los años anteriores. Tanto la estación Plaza del Carmen como el valor medio de la red encadenan siete meses consecutivos con niveles de contaminación por NO2 claramente inferiores a los 40 µg/m³ que marcan el valor límite anual que no debería rebasar ninguna estación para cumplir con la legislación europea.

Pero de la comparación de las figuras 1 y 2 se desprende que a partir de julio de 2019 Madrid Central ha entrado en una etapa de incertidumbre: aumenta la contaminación en Plaza del Carmen, mientras no lo hace tanto en el resto de la ciudad. Posiblemente una buena parte de esta dinámica se debe al desconcierto generado por los períodos alternos de suspensión y vigencia del sistema de sanciones, los perturbadores mensajes institucionales por parte del gobierno municipal de PP y Ciudadanos indicando que la medida ha resultado contraproducente para la calidad del aire de ciudad, y la siembra de dudas sobre su continuidad en un futuro próximo. Este contexto no resulta el más adecuado para favorecer la eficacia de una medida de mejora de la calidad del aire como Madrid Central, que requiere un marco claro de funcionamiento, estabilidad en el tiempo y pleno apoyo institucional para lograr la implicación social necesaria para el logro de sus objetivos.

El último episodio ha sido la reciente presentación pública de las líneas generales del plan Madrid 360, que el gobierno municipal de Almeida-Villacís plantea como alternativa a Madrid Central y el Plan A. Además de la improvisación y la falta de participación pública y de implicación de los técnicos y expertos municipales, lo peor son algunas medidas que claramente supondrán un incremento de la congestión y de la contaminación.

Para Ecologistas en Acción, a la vista de los buenos resultados que Madrid Central viene ofreciendo en los últimos diez meses resulta un despropósito y una inmoralidad desmantelar esta medida. Hace falta más Madrid Central, no menos.

La incertidumbre con Madrid Central pasa factura a su eficacia

  • Ecologistas en Acción presenta su informe sobre Madrid Central de los meses de julio y agosto de 2019.
  • La situación de incertidumbre y confusión creada por el nuevo Gobierno municipal, tanto sobre las sanciones como en relación a la continuidad de Madrid Central, ha perjudicado a la reducción de la contaminación en la ciudad.
  • Plaza del Carmen ha pasado de ser de las mejores estaciones de la red en dióxido de nitrógeno a situarse de nuevo entre las peores, si bien los valores registrados son más bajos que la media de los últimos 10 años.

El pasado mes de julio se vio jalonado por diversas y contradictorias decisiones políticas y judiciales, de gran trascendencia para el funcionamiento de Madrid Central. El 1 de julio entró en vigor la moratoria de sanciones por un período de tres meses, decidida por el nuevo gobierno municipal del Ayuntamiento de Madrid encabezado por Martínez-Almeida. El 5 de julio un juzgado de Madrid, tras un recurso de Ecologistas en Acción en colaboración con Greenpeace y la Plataforma en Defensa de Madrid Central, forzó a reanudar el sistema de sanciones de forma cautelar, algo que se volvió a refrendar el 16 de julio. Finalmente el Gobierno municipal, tras emitir una gran cantidad de mensajes que generaban confusión (que Madrid Central no redujo la contaminación, que había menos tráfico al suspender las sanciones, etc.), renunció a recurrir este auto judicial. Madrid Central siguió vigente tal y como se había diseñado por el Gobierno anterior.

De alguna forma, los datos de calidad del aire reflejan estos vaivenes políticos y judiciales. Los registros de Plaza del Carmen, la única estación dentro de Madrid Central, han sido peores que los de la media de la red durante julio y agosto: 35 y 33 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico de aire (µg/m³) respectivamente, frente a una media de 26 µg/m³ en la red durante ambos meses. Por contraste, en abril Plaza del Carmen tuvo un valor medio inferior en 5 µg/m³ al resto de la red, y solo 1 µg/m³ más alto en mayo y junio. De modo que mientras entre abril y junio Plaza del Carmen había pasado a ser una de las estaciones que registraba niveles más bajos de NO2 de toda la red, en los últimos dos meses ha vuelto a situarse entre las peores estaciones de la red.

Analizando las gráficas 1 y 2 de valores medios de dióxido de nitrógeno para Plaza del Carmen y para la media de la red (un total de 24 estaciones), se pueden deducir las distintas fases que ha sufrido Madrid Central a lo largo de 2019:

  1. En el comienzo del año (enero y febrero), con unas condiciones meteorológicas particularmente adversas y Madrid Central funcionando en período de pruebas, los registros alcanzados en Plaza del Carmen estuvieron en línea con los valores registrados en años anteriores.
  2. Los mejores resultados se obtuvieron en el trimestre abril-junio, es decir, mientras Madrid Central funcionó con plena vigencia del sistema de sanciones y con un claro apoyo por parte de las autoridades municipales. Se alcanzaron los valores más bajos de toda la serie temporal, tanto para Plaza del Carmen como para la media de la red.
  3. Por contraste, los valores de julio y agosto (35 y 33 µg/m³), si bien pueden considerarse bajos en comparación con los registros de años anteriores, son sensiblemente más altos que los registrados en el trimestre anterior, a pesar de tratarse de los meses de vacaciones estivales, en los que tradicionalmente se produce una notable reducción del tráfico en la capital. Sin embargo, el valor medio en la red se mantiene bastante bajo estos meses (gráfica 2) lo que evidencia la pérdida de eficacia de Madrid Central.

En conclusión, a lo largo del año 2019 se vienen registrando unos niveles de NO2 claramente inferiores a los de los años anteriores. Tanto la estación Plaza del Carmen como el valor medio de la red encadenan seis meses consecutivos con niveles de contaminación por NO2 claramente inferiores a los 40 µg/m³, el valor límite anual que todos los años incumplen entre 6 y 15 estaciones de la red. De continuar en esta línea, la estación de Plaza del Carmen podría cumplir con el valor límite legal anual por primera vez desde que es exigible (enero de 2010). Sin embargo, desde el mes de julio se observa una preocupante tendencia de pérdida de eficacia de Madrid Central respecto a los resultados obtenidos, que amenaza con malograr estos buenos resultados.

Es evidente que a partir de julio de 2019 Madrid Central ha entrado en una etapa de incertidumbre, con períodos alternos de suspensión y vigencia del sistema de sanciones, con mensajes institucionales por parte del nuevo Gobierno municipal indicando que la medida ha resultado contraproducente para la calidad del aire de ciudad (haciendo un uso “creativo” de los datos oficiales) y sembrando dudas sobre su continuidad en un futuro próximo. Como es lógico, este contexto no resulta el más adecuado para favorecer la eficacia de una medida de mejora de la calidad del aire como Madrid Central, que para alcanzar sus objetivos requiere un marco claro de funcionamiento, estabilidad en el tiempo y pleno apoyo institucional para lograr la implicación social necesaria, que lleva aparejada importantes cambios en la conducta de los conductores.

Por tanto, resulta urgente un cambio de rumbo por parte de las autoridades responsables de velar por la calidad del aire de la ciudad. Es necesaria una actuación decidida, orientada a reestablecer el apoyo institucional a Madrid Central. Deben despejarse las dudas sobre la continuidad de esta y otras actuaciones complementarias encaminadas a la necesaria reducción del excesivo tráfico que sufre la capital, para conseguir una calidad del aire que sea compatible con los límites legales y, sobre todo, con una adecuada protección de salud pública. Hace falta más Madrid Central, no menos.

Madrid Central: el segundo trimestre de 2019 ha sido el de más baja contaminación desde que se tiene registro

Ecologistas en Acción, tras analizar los datos de contaminación registrados a lo largo de junio, constata que este mes ha tenido también valores muy bajos en relación al contaminante por el que Madrid tiene abierto un procedimiento de infracción europeo, el dióxido de nitrógeno, NO2. En el segundo trimestre del año (el único con el sistema de multas de Madrid Central funcionando al completo) se han constatado los niveles más bajos de contaminación por NO2, tanto en la estación de Plaza del Carmen (dentro del perímetro de Madrid Central) como en el valor medio de la red desde que esta comenzó a funcionar (enero de 2010). Por ello resulta tremendamente irresponsable su suspensión de esta medida por parte del actual Gobierno municipal.

Los datos de contaminación correspondientes a junio de 2019 en Madrid fueron en general positivos, en comparación con los registros de años anteriores, pese a ser un mes con un único día de precipitación. Los niveles de dióxido de nitrógeno registrados este año fueron inferiores a los de 2018 en 15 de las 24 estaciones de la red. En cuanto al valor medio de la red correspondiente al mes de junio de 2019, el registro alcanzado, 25 µg/m³ (microgramos de contaminante por metro cúbico de aire), fue el segundo más bajo para un mes de junio de los últimos 10 años.

Resultan destacables los datos correspondientes a Plaza del Carmen, la única estación de la red ubicada dentro del perímetro de Madrid Central. En junio de 2019 registró 26 µg/m³, 12 menos (reducción del 32 %) que el registrado en 2018 (38 µg/m³), y 4 menos (reducción del 13 %) que la medición más baja alcanzada en el mejor año del pasado. Por lo tanto, un mes más, los niveles de contaminación por NO2 registrados en Plaza del Carmen en 2019, con Madrid Central en marcha, fueron nítidamente inferiores a los registrados en junio de los nueve años anteriores.

Se produjeron también reducciones muy marcadas de los niveles de contaminación por NO2 en diversas estaciones en relación a los niveles medios de los años anteriores: 12 µg/m³ en Cuatro Caminos; 9 µg/m³ en Retiro; 8 µg/m³ en Escuelas Aguirre y 7 µg/m³ en Castellana y Plaza de Castilla. Las reducciones más modestas se registraron en estaciones periféricas de la red: 2 µg/m³ en Sanchinarro, Casa de Campo, El Pardo y Barajas Pueblo. En conjunto, el valor medio de la red experimentó una disminución de 5 µg/m³ (17 % de reducción) respecto al valor medio de los 9 años anteriores (ver figuras).

Figura: Valores medios mensuales de NO2 en Plaza del Carmen en los años 2010-2019.

Figura. Valores medios mensuales de NO2 de la media de la RED en los años 2010-2019.

Un mes más los datos indican que no existe evidencia alguna del llamado “efecto frontera”, puesto que no se detecta incremento de contaminación en las zonas aledañas al perímetro de Madrid Central. Al contrario, Madrid Central ha ejercido un “efecto contagio”, ya que la tendencia clara tanto en junio como en todo el segundo trimestre es a una reducción generalizada de la contaminación por NO2 en toda la ciudad, más intensa en el perímetro de Madrid Central y las zonas adyacentes, y más modesta hacia la periferia.

El mejor trimestre

Conviene recordar que el sistema de multas a los vehículos infractores se puso en marcha el 16 de marzo, por lo que el segundo trimestre (abril a junio) es el único completo con este sistema funcionando.

Entre los datos más destacados del trimestre, señalamos:

  • En Plaza del Carmen en abril se alcanza el valor mensual  más bajo registrado en la historia de dicha estación (para cualquier mes), 22 µg/m³ por dióxido de nitrógeno.
  • En lo referido al valor medio de la red, en mayo se alcanza el dato mensual más bajo registrado (para cualquier mes) desde que la actual red comenzó a funcionar (enero 2010) para este mismo contaminante.
  • En su conjunto, el segundo trimestre ha sido el que ha registrado los niveles más bajos de contaminación por NO2, tanto en la estación de Plaza del Carmen (dentro del perímetro de Madrid Central) como en el valor medio de la red.

En definitiva, los datos muestran con nitidez una consolidación de los efectos positivos que Madrid Central ejerce sobre la calidad del aire, tanto dentro del perímetro de aplicación de la medida como en general en toda la ciudad, ya que los registros son claramente mejores que los correspondientes a los años anteriores.

Para Ecologistas en Acción con estos datos sobre la mesa, y teniendo en cuenta que la mala calidad del aire es la principal causa de mortalidad por motivos no naturales en la ciudad de Madrid, la suspensión de facto de esta zona de bajas emisiones mediante la retirada de las multas que ha consumado el nuevo Gobierno municipal es una gravísima irresponsabilidad de dramáticas consecuencias para la salud de la población.

Madrid reduce su contaminación a niveles históricos en mayo

Durante el pasado mes de mayo, los registros de dióxido de nitrógeno de toda la red de medición de la contaminación de la ciudad de Madrid son los más bajos que se han registrado en cualquier mes desde que entró en funcionamiento en 2010, a pesar de que solo ha llovido un día. La contaminación se ha reducido sobre todo en el centro y el norte de la ciudad, sin atisbo de efecto frontera por parte de Madrid Central. Se constatan, un mes más, los notables beneficios que está generando esta medida para la calidad del aire y, por tanto, para la salud de la ciudadanía.

Ecologistas en Acción ha realizado un nuevo informe mensual sobre la evolución de la calidad del aire en la ciudad, tal y como viene haciendo desde que se puso en marcha Madrid Central, hace ahora seis meses. Pues bien, se comprueba como los niveles de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) registrados durante mayo de este año fueron inferiores a los de 2018 en todas las estaciones de la red. En 14 de las 24 estaciones el valor registrado en mayo de 2019 fue el más bajo de los últimos 10 años (2010-2019).

Es más, en cuanto al valor medio de la red correspondiente al mes de mayo de 2019, el registro alcanzado, 22 microgramos de contaminante por metro cúbico de aire (µg/m³) es el valor mensual más reducido registrado por la red para cualquier mes, desde que la red en su configuración actual comenzó a funcionar en enero de 2010. Y esto ocurre un mes en el que solo hubo un día de lluvia en la capital, con una precipitación muy reducida (0,1 l/m²)

Resultan destacables los datos correspondientes a Plaza del Carmen, la única estación de la red ubicada dentro del perímetro de Madrid Central. En mayo de 2019 el valor alcanzado en Plaza del Carmen, 23 µg/m³, fue 18 µg/m³ inferior (reducción del 44 %) al registrado en 2018, y 8 µg/m³ inferior (reducción del 26 %) al registro correspondiente a los años con menor contaminación, 2013 y 2014. De hecho, los 23 µg/m³ de NO2 registrados en Plaza del Carmen en mayo de 2019, suponen casi igualar el valor medio mensual más bajo de la historia de dicha estación, alcanzado el mes anterior, abril de 2019 (22 µg/m³).

Las gráficas siguientes permiten comprobar esta positiva tendencia, tanto para la estación de Plaza del Carmen como para la media de las 24 estaciones que componen la red de medición de NO2.

En conclusión, a seis meses de la puesta en marcha de Madrid Central, los datos de contaminación por dióxido de nitrógeno que ofrece la red de medición de la contaminación atmosférica de la ciudad de Madrid indican de forma nítida que dicha medida de limitación del tráfico ejerce un efecto positivo sobre la calidad del aire en la ciudad de Madrid. Esta reducción es muy acusada dentro del perímetro de la zona delimitada por la actuación. Sin embargo, en las zonas circundantes se observan también reducciones muy significativas de dicha contaminación. Por tanto, no existe efecto frontera: más bien se observa lo contrario, un efecto contagio.

En estas condiciones y a la vista de los buenos resultados que ofrece Madrid Central sería un auténtico despropósito eliminarlo o “modificarlo” en cualquier sentido que suponga restarle eficacia (reducir su capacidad de limitación del tráfico), tal como han afirmado algunos partidos políticos que podrían asumir el gobierno municipal. Al contrario, el éxito de esta actuación señala el camino a seguir para resolver problemas pendientes de la contaminación atmosférica de la capital, como el de los puntos más conflictivos de tráfico (por ejemplo, Plaza Elíptica y Escuelas Aguirre), o el elevado tráfico que soportan las vías de acceso a Madrid y su impacto en la población del entorno (como las actuaciones sobre el acceso a Madrid por la A-5). Hace falta más Madrid Central, no menos.

Madrid Central también reduce la contaminación con una meteorología favorable

Ecologistas en Acción ha analizado la evolución de la calidad del aire en Madrid durante abril de 2019, el quinto mes de funcionamiento de Madrid Central, y las conclusiones son claras: en el primer mes desde su puesta en marcha con condiciones meteorológicas favorables a la dispersión de contaminantes (lluvia, viento), los registros de contaminación son contundentes: la estación de Plaza del Carmen ha tenido la media mensual de dióxido de nitrógeno más baja de su historia. Y no hay atisbo de efecto frontera.

El pasado mes de abril ha tenido, por primera vez desde que está en vigor Madrid Central, unas condiciones meteorológicas comparativamente favorables respecto a los de años anteriores. Este cambio ha permitido evaluar por primera vez el funcionamiento de Madrid Central sin la “penalización meteorológica” (tiempo estable y sin lluvias) con que contaba en meses anteriores. Los registros se han comparado teniendo en cuenta toda la serie disponible desde 2010 en cuanto al de dióxido de nitrógeno, NO2.

Resultan especialmente llamativos los datos correspondientes a Plaza del Carmen, la única estación de la red ubicada dentro del perímetro de Madrid Central. En abril de 2019 el valor alcanzado en Plaza del Carmen, 22 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire supuso una reducción del 48 % en relación al registrado en 2018 (42 µg/m3), y una disminución del 23 % en relación al registro del año 2012 (28 µg/m3), el más bajo de toda la serie. De hecho, los 22 µg/m3 de NO2 registrados en Plaza del Carmen en abril de 2019 suponen el valor medio mensual para cualquier mes más bajo alcanzado en dicha estación desde el año 2000. Semejante reducción de la contaminación por NO2 en Plaza del Carmen difícilmente puede ser achacada en exclusiva a las condiciones meteorológicas favorables de este último mes de abril, con quince días de lluvia.

De hecho, haciendo un ranking de las 24 estaciones de la red en relación a la contaminación por NO2, históricamente la estación de Plaza del Carmen ha sido siempre una de las más conflictivas, formando parte del grupo de estaciones con peores registros y que año tras año vulneraban el valor límite anual de NO2 (40 µg/m3). Entre los años 2010-2018 la estación Plaza del Carmen se mantuvo entre el tercer y séptimo puesto de las peores.

Sin embargo, desde la entrada en vigor de Madrid Central la situación ha cambiado de manera radical y Plaza del Carmen es ahora una de las estaciones que registra los niveles más bajos de NO2 de toda la red. En el caso de los datos correspondientes al mes de abril de 2019, la estación Plaza del Carmen se sitúa en el puesto 19. Solo registraron valores más bajos de NO2 las estaciones ubicadas en las grandes zonas verdes periurbanas de Madrid (El Pardo, Casa de Campo, Parque Juan Carlos I), la estación del parque de El Retiro y la de Tres Olivos.

Por otro lado, abriendo el foco a la red de medición de la contaminación de la Comunidad de Madrid, también se observó una cierta tendencia a la reducción de los niveles de contaminación por NO2 en abril de 2019, respecto a los del mismo mes de años anteriores. Pero esta reducción de la contaminación observada en la Comunidad de Madrid fue mucho más modesta. Así, en 11 de las 23 estaciones (así como en el valor medio de la red), las diferencias observadas entre los registros de  2019 y los de los años anteriores fueron iguales o inferiores a 1 µg/m3, es decir apenas hubo variación detectable. La reducción de la contaminación más acusada (5 µg/m3 en Collado Villalba), fue sensiblemente inferior a las reducciones de contaminación registradas en numerosas estaciones de la red de la ciudad de Madrid. Es decir, resulta evidente que comparando el mismo período (mes de abril), con unas mismas condiciones meteorológicas (en este caso favorables), se observa una reducción de la contaminación por NO2 mucho más intensa en la capital que en el resto de la Comunidad de Madrid.

En conjunto, los datos indican que Madrid Central ejerce un efecto positivo sobre la contaminación por NO2 en la ciudad de Madrid, que es muy acusado dentro del perímetro de la zona delimitada por la actuación. En las zonas circundantes no solo no se detectan incrementos de contaminación, sino que en general se observan reducciones estimables de la misma (no hay efecto frontera). Sin embargo, como viene repitiendo Ecologistas en Acción y demuestran una y otra vez los datos, Madrid Central no es una medida suficiente por sí misma para resolver todos los problemas de la contaminación atmosférica de la ciudad de Madrid, como el de los puntos más conflictivos de tráfico en la ciudad (por ejemplo, Plaza Elíptica y Escuelas Aguirre). Es obvio que resulta necesario adoptar más medidas que vayan en la misma dirección que Madrid Central: una reducción significativa del tráfico en la ciudad.

Madrid Central mejora la calidad del aire a pesar de la meteorología adversa

  • Ecologistas en Acción continúa evaluando la incidencia de la zona de prioridad residencial conocida como Madrid Central sobre la calidad del aire.
  • Un mes más los datos muestran que esta medida resulta positiva sobre la contaminación por dióxido de nitrógeno, y su efecto es más acusado dentro del perímetro de la zona delimitada por la actuación, pero también se detecta en las zonas circundantes, a pesar de las adversas condiciones meteorológicas durante el mes de marzo de 2019.
  • Mientras, persisten los problemas de contaminación en algunos de los puntos más conflictivos de tráfico en la ciudad, como Plaza Elíptica o Escuelas Aguirre.

Ecologistas en Acción ha vuelto a analizar exhaustivamente los datos registrados por las 24 estaciones de medición de la contaminación de la ciudad de Madrid, como se refleja en el informe.

Durante el mes de marzo de 2019 se han mantenido las condiciones predominantes de meteorología adversa para la calidad del aire que viene sufriendo Madrid desde de diciembre del año pasado: estabilidad atmosférica y ausencia de lluvias. Sin embargo, los datos registrados en marzo de 2019, con Madrid Central en marcha, a pesar de que marzo de 2019 fue el más seco de los últimos diez años, muestran que la contaminación por dióxido de nitrógeno, NO2, fue comparativamente más reducida que los de los años precedentes.

Resultan destacables los datos correspondientes a Plaza del Carmen, la única estación ubicada dentro del perímetro de Madrid Central. En marzo de 2019 el valor alcanzado en Plaza del Carmen, 34 µg/m3, fue 7 µg/m3 inferior (reducción del 17 %), al registrado el año anterior (41 µg/m3), a pesar de las excepcionales condiciones meteorológicas favorables imperantes en marzo de 2018, con 21 días de lluvia. La reducción de la contaminación por NO2 observada en Plaza del Carmen en marzo de 2019 implicó alcanzar un valor medio mensual holgadamente inferior al valor límite anual, VLA (40 µg/m3), situación que solo se había dado en el mes de marzo una vez en el período 2010-2018.

Si comparamos los niveles de contaminación por NO2 de marzo de 2019 respecto a los valores de ese mismo mes en el promedio de 2010-2018, a pesar de la meteorología poco favorable de 2019 fue precisamente la estación de Plaza del Carmen la que registró una mayor reducción de la contaminación en términos absolutos: una bajada de 11,1 µg/m3, es decir, una reducción del 24,6 % de los niveles de NO2 registrados en el promedio de los 9 años anteriores. De hecho, un mes más, esta estación pasa de ser una de las que peores registros tenía por este contaminante a lo contrario, una de las mejores de toda la red.

Los datos vuelven a dejar claro que Madrid Central ejerce un efecto positivo sobre la contaminación por NO2 en la ciudad de Madrid, que es muy acusado dentro del perímetro de la zona delimitada por la actuación. Y en las zonas circundantes no se detectan incrementos de contaminación, sino que en general se observan reducciones estimables de la misma, todo ello a pesar de unas condiciones meteorológicas imperantes claramente adversas, durante marzo de 2019.

Sin embargo, Madrid Central no es una medida suficiente por sí misma para resolver todos los problemas de la contaminación atmosférica de la ciudad de Madrid, como el de los puntos más conflictivos de tráfico en la ciudad, como Plaza Elíptica, Escuelas Aguirre y diversas zonas de la periferia urbana. Es obvio que resulta necesario adoptar más medidas que vayan en la misma dirección que Madrid Central: una reducción significativa del tráfico en la ciudad.

Se confirma la eficacia de Madrid Central para reducir la contaminación

  • Ecologistas en Acción ha analizado en detalle los datos de contaminación en el interior de Madrid Central y la conclusión es clara: los dos primeros meses de funcionamiento de esta zona de prioridad residencial indican que está teniendo una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en el centro de la ciudad, contribuyendo a mitigar el efecto adverso de las malas condiciones meteorológicas que está sufriendo Madrid en estos meses. 
  • La estación de Plaza del Carmen, la única situada dentro del perímetro de Madrid Central, ha pasado de estar en el grupo de estaciones con peores registros en dióxido de nitrógeno a situarse en el grupo de las mejores.

Ecologistas en Acción ha evaluado la influencia de Madrid Central sobre los niveles de contaminación por NO2 a través de los valores registrados por la única estación existente en el interior de esta área, la ubicada en la Plaza del Carmen. Para eludir el efecto de la meteorología variable se comparan los datos de la estación de Plaza del Carmen con los valores medios de la red, de modo que si la meteorología es adversa para la dispersión de contaminantes ambos valores tenderán a ser más altos, mientras que si la meteorología es favorable ambos tenderán a ser más bajos, pero la relación entre dichos valores no debería verse afectada por las condiciones meteorológicas cambiantes.

Las condiciones meteorológicas del mes de enero de 2019 han sido en general adversas para la calidad del aire en Madrid, que ha sufrido sucesivos episodios de picos de contaminación, como viene ocurriendo desde diciembre pasado. Sin embargo, el registro de Plaza del Carmen en enero de 2019 ha sido mejor que el del valor medio de la red, al contrario que los años anteriores. Así, en los meses de enero entre los años 2010-2018 los valores registrados en Plaza del Carmen siempre fueron superiores a los correspondientes al valor medio de la red, siendo por término medio 5 µg/m³ más altos en Plaza del Carmen (un 10 % más de contaminación en Plaza del Carmen respecto al valor medio de la red). Por el contrario, en enero de 2019 el registro alcanzado en Plaza del Carmen fue ligeramente inferior al correspondiente al valor medio de la RED (54,5 µg/m³ en Plaza del Carmen frente a 55,2 µg/m³ el valor medio de la red).

Por otro lado, si comparamos los valores medios mensuales de contaminación por dióxido de nitrógeno en todos los meses entre 2010 y enero de 2019, resulta que de los 109 meses de los que hay registros (plaza del Carmen estuvo inoperativa algunos meses por mantenimiento y otros motivos) solo en cuatro ocasiones el valor registrado en Plaza del Carmen fue inferior al valor medio de la red. Esto ocurrió en junio de 2011, diciembre de 2017, diciembre de 2018 y enero de 2019.

Salvo el dato de junio de 2011, los otros tres registros están claramente vinculados a las dos recientes actuaciones de limitación del tráfico llevadas a cabo en el entorno de Plaza del Carmen: la Operación Gran Vía de diciembre de 2017 y Madrid Central, en diciembre de 2018 y enero de 2019.

Apuntalando más estos resultados, está la evolución de la posición de la estación de Plaza del Carmen en el ranking de la contaminación por NO2 entre las 24 estaciones que componen la red de medición de Madrid. La estación ha pasado de ser una de las que ofrecían los peores registros, además con una tendencia al alza en los últimos años (ocupando el tercer o cuarto puesto en los últimos cuatro años), a estar situada en el puesto 15 al inicio del año 2019 (valor mensual de enero).

Por lo tanto, los datos obtenidos tras los dos primeros meses de funcionamiento de Madrid Central indican que la actuación está teniendo una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en la zona de influencia de la actuación, contribuyendo a mitigar el efecto adverso de las malas condiciones meteorológicas que está sufriendo Madrid en estos meses. Es de esperar que en los próximos meses, conforme esta medida se vaya consolidando y vayan completándose las siguientes fases, su eficacia para mejorar la calidad del aire de Madrid aumente. Aunque lógicamente deberá complementarse con la aplicación decidida del resto de las medidas contempladas en el Plan A.

 

  • Madrid Central redujo la contaminación atmosférica en Madrid a pesar de unas condiciones atmosféricas adversas
  • Ecologistas en Acción ha analizado en detalle los valores de contaminación registrados por la estación de medición de Plaza del Carmen, la única ubicada dentro del perímetro de Madrid Central, durante diciembre de 2018. Los datos se han comparado con los valores disponibles de la red de medición, abarcando el período de seis años 2013-2018.

En conjunto, los datos sugieren que la medida ha tenido una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en la ciudad, contribuyendo a mitigar el efecto de las malas condiciones meteorológicas del último mes del año 2018. Se confirma lo mismo que se ha probado en muchas otras ciudades: reducir el tráfico funciona, se respira mejor. Madrid Central es una medida orientada a reducir la contaminación estructural en Madrid, causada por el excesivo tráfico que sufre la capital en el día a día. Se trata de una medida de limitación del tráfico en una zona que comprende prácticamente todo el distrito Centro.

Madrid Central se encuentra en este momento en una fase preliminar: las multas no comenzarán hasta dentro de algunos meses y está previsto que progresivamente se vayan haciendo más estrictas las condiciones para circular en la zona. Se trata pues de una medida concebida para el largo plazo, de manera que tendrá que transcurrir todavía un tiempo para que pueda hacerse una evaluación adecuada de sus efectos sobre la contaminación atmosférica en la ciudad.

Hecha esta advertencia previa, Ecologistas en Acción ha efectuado una primera estimación del impacto de Madrid Central sobre la contaminación atmosférica, transcurrido su primer mes de vigencia, con el fin de aportar datos contrastados al debate público sobre la pertinencia de esta medida. La metodología ha consistido en el análisis los datos de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) registrados por la estación de medición de la contaminación de Plaza del Carmen, situada a 100 metros de la Gran Vía, durante el mes de diciembre de 2018, y estos datos se han comparado con los registros disponibles de esta y el resto de estaciones de la red, abarcando el período 2013-2016.

Entre las principales conclusiones de este análisis, Ecologistas en Acción señala:

– Los niveles de contaminación por NO2 registrados en la estación Plaza del Carmen en diciembre de 2018 (53 µg/m3) supusieron una reducción del 20 % respecto al valor correspondiente al mismo mes, para el promedio del período 2013-2016 (66 µg/m3). De hecho, el registro mensual alcanzado en diciembre de 2018, es el segundo valor más bajo alcanzado en la estación de Plaza del Carmen en un mes de diciembre, al menos desde el año 2000 (Tabla 1 y Figura 1 del informe).

También se ha analizado la contaminación registrada por el resto de las estaciones de la red durante el mes de diciembre de 2018, en comparación con los de años anteriores, y aquí se puede comprobar que:

– El registro de contaminación por NO2 de diciembre de 2018 correspondiente al valor medio de la red (54 µg/m3), supuso una reducción del 7,8 % respecto al valor promedio de 2013-2016 (59 µg/m3). Por tanto, también se produjo una reducción de este contaminante en el conjunto de la red, si bien dicha reducción no fue tan marcada como la ocurrida en la estación de Plaza del Carmen (Figura 2 del informe).

– En diciembre de 2018 los valores de NO2 disminuyeron en 19 de las 24 estaciones que componen la red, respecto a los altos niveles de contaminación por este contaminante que tradicionalmente se registran en la capital en dicho mes, siendo la estación de Plaza del Carmen una de las que alcanzaron una mayor reducción de la contaminación (Tabla 2 del informe).

– En concreto, no se aprecia un efecto de incremento de la contaminación por NO2 en las zonas adyacentes a Madrid Central, el temido “efecto frontera” que vaticinaban los detractores de esta medida. Más bien todo lo contrario, en coherencia con lo que los expertos denominan efecto de “evaporación de tráfico”.

Las condiciones meteorológicas imperantes durante el mes de diciembre de 2018 fueron adversas, haciéndose palpable el empeoramiento de la calidad del aire en la capital. Así, en ese mes se registraron cuatro picos de contaminación por NO2 que dieron lugar a la activación del protocolo anticontaminación en cuatro ocasiones, registrándose en total 47 superaciones del valor límite horario de NO2 (200 µg/m3) en el conjunto de la red de medición, un número elevado (casi la mitad de las 102 superaciones ocurridas a lo largo de 2018). Sin embargo, el que se produzcan picos de contaminación en Madrid durante el mes de diciembre no es ninguna excepción, sino la regla: todos los años ocurre.

Por lo tanto, en este estudio se realizó una comparación del número de superaciones del valor límite horario de NO2 que se han producido durante el mes de diciembre en los últimos años en la ciudad de Madrid. La conclusión es clara: el número de superaciones del valor límite horario de NO2 ocurridas en diciembre de 2018 fue inferior a la mitad de las ocurridas en el mismo mes todos los años entre 2013 y 2016 (Tabla 3 del informe).

En conjunto, los datos sobre contaminación por NO2 registrados en Madrid en diciembre de 2018, coincidiendo con el primer mes de vigencia de Madrid Central, sugieren que la medida ha tenido una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en la ciudad, contribuyendo a mitigar el efecto de las malas condiciones meteorológicas del último mes del año. Es de esperar que en los próximos meses, conforme esta medida se vaya consolidando y vayan completándose las siguientes fases, su eficacia para mejorar la calidad del aire de Madrid aumente.

July 3rd, 2019

Madrid Central: second quarter in 2019 scores the lowest pollution since it has been registered

  • Ecologistas en Acción has analyzed the registered pollution data in June and verifies that June has also reached very low values of nitrogen dioxide, NO2, the pollutant behind the European infringement procedure against Spain.
  • During the second quarter of 2019 (the only quarter with the Madrid Central fines-system fully operating) has confirmed the lowest NO2 pollution levels at Plaza del Carmen (the station within the Madrid Central perimeter) as well as the average value in the network since it started functioning (January, 2010). Therefore, it turns out to be significantly irresponsible to cancel the measures taken in Madrid Central by the current local government.

The pollution values in June 2019 in Madrid were positive overall in comparison with the values registered in previous years – despite the fact that there was only one rainy day in June this year. The nitrogen dioxide levels registered this year were lower than in 2018 in 15 out of 24 network stations. The network average value reached in June 2019 25 µg/m³ (micrograms of pollutant per cubic meter of air), the second lowest during the month of June in the last 10 years.

The values at Plaza del Carmen turn out to be significant since it is the only station of the network located within the Madrid Central perimeter. This station registered 26 µg/m³ in June 2019, 12 µg/m³ less than the amount registered in 2018 (38 µg/m³), that is, a reduction of 32 %. Even more, the value registered in June this year has been 4 µg/m³ less than the lowest measurement reached within the best results in previous years (a reduction of 13 %). Therefore, once again, the registered NO2 pollution levels at Plaza del Carmen in 2019 with Madrid Central fully running were significantly lower than the registered any month of June in the previous 9 years.

In addition, the NO2 pollution levels decreased notably in different stations in relation to the average values from previous years: 12 µg/m³ at Cuatro Caminos; 9 µg/m³ at Retiro; 8 µg/m³ at Escuelas Aguirre and 7 µg/m³ both at Castellana and Plaza de Castilla. The most modest reductions were registered at the outlying network stations: 2 µg/m³ at Sanchinarro, Casa de Campo, El Pardo and Barajas Pueblo. Overall, the average value in the network shows a decrease of 5 µg/m³ (17 % of reduction) compared with the average value of the previous 9 years (see figures).

In a row, the values show that there is no-evidence about a ‘border effect’ since an increase of pollution in the peripheral zones of Madrid Central has not been registered. On the opposite, Madrid Central has caused a ‘contagious effect’ since there is a clear trend of a generalized reduction of NO2 pollution within the city both in June and the overall second quarter. This trend is more relevant in the Madrid Central perimeter and its adjacent zones and more modest towards the outskirts.

The best quarter

It is worth to remember that the fines-system to the offending drivers was open up on the 16th of March, therefore the second quarter (April to June) has been the only fully functioning quarter.

Among the most outstanding values in the quarter, it is worth to highlight:

  1. April reached the lowest monthly value registered -for any month- at the station in Plaza del Carmen: 22 µg/m³ of nitrogen dioxide.
  2. May reached the lowest monthly average value registered in the network -for any month- since the current network started functioning in January 2010 to fight nitrogen dioxide.
  3. Overall, the second quarter has registered the lowest levels of NO2 pollution, both at the station in Plaza del Carmen (within Madrid Central perimeter) as for in the mean value of the network.

Definitely, the data shows a sharp strengthening of the positive effects that Madrid Central causes on the air quality both within the perimeter where the measure is applied and in the whole city considering that the registered values shows clearly better results than in previous years.

Taking into account the hereby exposed results and that low air quality is the main cause of mortality by non-natural reasons in Madrid city, Ecologistas en Acción believes that the immediate cancelation by the new local Government of this area of low emissions by removing the fines-system is a serious irresponsibility with dramatic health consequences for the population.

Figure: Mean monthly NO2 values at Plaza del Carmen between 2010-2019.

Figure: Mean monthly NO2 values of the network average between 2010-2019.

Full report with all data (in spanish)

Translated by Elena Diago Blay


de World in Color in-color.net

Leave a Reply

Your email address will not be published.