Advierte que Minamata puede volver a pasar

Home / Ecología / Advierte que Minamata puede volver a pasar
Advierte que Minamata puede volver a pasar

  • En el festival de cine Berlinale 2020 se ha estrenado la película ‘Minamata’, protagonizada por Johnny Depp. Narra la catástrofe humana y ambiental ocurrida a finales de los años 50 en la ciudad de Minamata, Japón, en la que miles de personas enfermaron y cientos murieron envenenadas con mercurio.
  • Ecologistas en Acción y el Grupo de Trabajo Mercurio Cero (ZMWG en sus siglas en inglés) recuerdan que, más de medio siglo después de esa catástrofe, la contaminación por mercurio sigue aumentando en todo el mundo y que es urgente tomar medidas más contundentes para atajar este grave problema.  

En la bahía de Minamata (Japón), la fábrica Chisso estuvo más de tres décadas vertiendo residuos de mercurio al agua. A consecuencia de estos vertidos, en la década de los 50 hubo un brote de envenenamiento por metilmercurio que provocó que la gente enfermara y muriera sin saber que la causa era el consumo de pescado y marisco contaminados. Unos años más tarde, en 1971, el fotógrafo de guerra W. Eugene Smith regresó a Japón a documentar los efectos devastadores de este envenenamiento en las comunidades costeras japonesas y mostrárselas al mundo.

Este es el arranque de Minamata, una película dirigida por Andrew Levitas y protagonizada por Johnny Depp que acaba de presentarse en el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale). Un filme que, a través de la mirada del protagonista, recuerda los estragos en la salud humana y medioambiental que puede causar la contaminación por mercurio. Una contaminación que, como han recordado Ecologistas en Acción y el Grupo de Trabajo Mercurio Cero 1, sigue creciendo en todo el mundo y sigue siendo una amenaza para el medioambiente y las personas.

El mercurio es un metal pesado extremadamente tóxico y volátil que no desaparece nunca del medio ambiente y se acumula especialmente en los grandes peces predadores (atún, pez espada, tiburón). Afecta al desarrollo del cerebro, por lo que las mujeres en edad fértil, embarazadas y en periodo de lactancia, así como niños y adolescentes son más vulnerables.

En España, la mayor parte del mercurio procede de la generación eléctrica en centrales térmicas de carbón, pero también se sigue utilizando en muchos procesos industriales (producción de cloro) y productos de uso común (fluorescentes, dispositivos eléctricos, pinturas). Estas emisiones contaminan el suelo, el aire, el agua y afectan a toda la cadena trófica y a los productos pesqueros de los que nos alimentamos. Según Ecologistas en Acción y el Grupo de Trabajo Mercurio Cero, limitar estos usos es posible y urgente.

Por otro lado, el reciente informe de la Agencia europea de medio ambiente (2020) ha confirmado que “la contaminación difusa sigue siendo un problema en Europa. Esto se debe principalmente […] a las emisiones de mercurio, tanto históricas como actuales, a la atmósfera y por consiguiente, a las aguas superficiales”, lo que muestra la exposición permanente a la que está sometida la población europea a esta substancia.

Con todo, el 50 % del mercurio resultante de actividades humanas que se deposita en Europa viene de fuera de Europa y casi el 30 % se ha generado en Asia. Por ello, para las organizaciones ecologistas la solución exige tomar medidas concertadas entre la UE y otros países.

Ecologistas en Acción y el Grupo de Trabajo Mercurio Cero han instado a la UE, firmemente comprometida a aplicar el Convenio Internacional sobre el Mercurio, a que lidere su aplicación en todo el mundo. Dicho tratado, firmado por la ONU en 2013 y bautizado como Convenio de Minamata en recuerdo de la catástrofe de Japón, incluye disposiciones en materia de información pública, educación ambiental, fomento de la participación y fortalecimiento de capacidades. Su objetivo es proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones de mercurio y compuestos de mercurio.

  1. El Grupo de Trabajo Mercurio Cero (Zero Mercury Working Group ZMWG), es una coalición de 110 ONG de 55 países en todo el mundo que desde 2005 lucha por reducir al máximo la oferta, la demanda y las emisiones de mercurio de cualquier fuente antropogénica y que los países ratifiquen y apliquen el Convenio de Minamata.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published.