Qatar 2022: mientras se juega el partido

Los verdaderos hinchas de fútbol me entenderán. A veces la pasión y nerviosismo cuando vemos en la tele o presenciamos en el estadio un partido, sobre todo si es un partido importante, hace que se nos olvide todo… Se nos olvida sacar la cena del horno o sacar el perro. El fútbol en ocasiones tiene la fabulosa cualidad de abstraer en la emoción y todo lo demás pasa a segundo plano; mientras se juega el partido, todo lo demás se hace irrelevante.

En mi opinión este efecto también ocurre a gran escala. La sociedad, entretenida con la pasión que despiertan los partidos de fútbol del Mundial de Qatar 2022 parece haber olvidado que mientras se juega la copa, el gas qatarí paga el Mundial, a algunos políticos y políticas del Parlamento Europeo y añade más leña al fuego a la crisis climática.  

La cruda realidad es que, mientras se juega la Copa, la industria fósil nos mete 6 golazos a la sociedad y al planeta. Pero analicemos los goles uno por uno:

 

⚽1-0 Gol de mentiras y lavado verde 

Una realidad es que este tipo de eventos provocan grandes emisiones, incluida la construcción de gran cantidad de infraestructura nueva y la cantidad enorme de movimientos intercontinentales por avión. Los organizadores de la Copa Mundial (FIFA y el Gobierno de Qatar) se han comprometido a proteger y conservar el medio ambiente y de hecho afirman que es un evento neutral en carbono mediante sobre todo la compensación de carbono. Por esto no deja de ser puro lavado verde y medias verdades, es decir mentiras maquilladas. La neutralidad de carbono con compensaciones son promesas vacías y una distracción peligrosa de la acción climática real.

 

⚽2-0 Gol de gas y petróleo

El gobierno de Qatar fue en 2020 el segundo exportador de gas fósil después de Australia (106,1 bcm ). El petróleo y el gas siguen representando aproximadamente el 92 % de sus ingresos de exportación, y el 62 % de los ingresos del gobierno. Las reservas de petróleo conocidas son más de 25.000 millones de barriles, deben permitir la explotación continua en los niveles actuales durante unos 56 años. Las reservas probadas de gas natural del país superan los 25 billones de metros cúbicos, aproximadamente el 13 % del total mundial y la tercera reserva más grande del mundo. Conclusión: Qatar es un estado fósil y su gobierno no tiene intenciones de ceder esa riqueza.

 

⚽3-0 Gol al acuerdo de París 

Hace unas semanas QatarEnergy, la empresa energética nacional de Qatar firmó el acuerdo de suministro de gas más largo de la historia, nada menos que hasta 2049 suministrará gas natural licuado (GNL) por barco a China. Es decir, pretenden vender el gas más allá de lo que la ciencia dice que es seguro quemar gas para mantener un clima habitable, lo que imposibilita cumplir el Acuerdo de París. Para poder abastecer a todos sus clientes QatarEnergy pretende ampliar sus pozos más productivos (North Field)  e infraestructuras de exportación hasta los 126 millones de toneladas por año para 2027 casi un 50% más de su capacidad actual.

Este gol lo han conseguido tras una descomunal presión sobre el árbitro, tras el récord de participación del lobby fósil en la COP27 del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que ha impedido que se incluya el abandono de los fósiles en la declaración final.  

 

⚽4-0 Gol a la dependencia energética europea 

Algunos países europeos para suplir la falta de gas ruso por la guerra en Ucrania han puesto sus ojos en otros grandes suministradores cómo Qatar. Hace unas semanas empresas alemanas firmaron acuerdos de compra de GNL durante 15 años de unos 2 millones de toneladas por año. También empresas españolas están tanteando a los “amigos” qataríes como posible suministrador de gas. Es decir, en lugar de una transición energética basada en energías renovables de proximidad, los estados europeos están cambiando el gas de un régimen como el ruso, por el de otros regímenes. En otras palabras, nos hace igual de dependientes pero de otros oligarcas. 

 

⚽5-0 Gol de emisiones

Según los cálculos de Backtrack las proyecciones de negocio de la venta de los combustibles fósiles que salen de los campos de petróleo y gas de Qatar son una verdadera bomba climática. Agregarán 50 gigatoneladas adicionales de dióxido de carbono a la atmósfera. Estas nuevas emisiones, con seguridad, superarán el límite de calentamiento de 1,5 °C de la ONU y causarán más de 20 billones de dólares en daños y 11 millones de muertes. Irónicamente este análisis se produce poco después de que la FIFA impulsa su campaña #SaveThePlanet, advirtiendo en su web sobre los peligros de quemar combustibles fósiles.

 

⚽6-0 Gol a la democracia

Las noticias que llegan desde el Parlamento Europeo son desoladoras. El QatarGate o escándalo de corrupción que ya está salpicando a diversos políticos y altos funcionarios para mejorar la imagen de regímenes como el qatarí y ahora también el marroquí. Evidentemente, mantener una buena reputación es crucial para el gobierno de Qatar y para la industria fósil. No sea que su largo historial de ataque a los derechos laborales, derechos de las mujeres y LGTBI+ afecte sus abultados acuerdos de compra venta de gas. Desde Greenpeace llevamos tiempo denunciando el acceso preferente y corrupto de las corporaciones fósiles a nuestros órganos democráticos con el trato de favor que eso implica. 

 

¿Quieres saber más?

👉 Qatar 2022: fútbol a todo gas

👉 Qatar 2022: ¿La fiesta de quién?

Source link

#Qatar #mientras #juega #partido

Contestar

Your email address will not be published.

dos × cinco =