¿Hiperconsumismo? No, gracias

Dos planetas y medio. No, no es el título de una nueva serie de Netflix. Es la cantidad de planetas que necesitamos para seguir consumiendo como lo hacemos en España. Fechas como el Black Friday nos invitan a consumir sin límites bajo la falsa promesa de que así seremos más felices. Este sobreconsumo no solo no tiene el impacto emocional prometido, sino que además al planeta le sale carísimo.

Extracción indiscriminada de recursos naturales como agua, madera o minerales, liberación de gases de efecto invernadero a la atmósfera (desde la energía necesaria para la producción y la distribución, hasta la tala de árboles y otras prácticas) o contaminación cuando estos productos pasan a convertirse en basura, que cada vez es más a corto plazo. Compramos para sentirnos mejor pero ninguna televisión ni ningún pantalón va a hacer que desaparezcan nuestros problemas, y desde luego no nos va a ayudar a gestionar nuestras emociones.

El voluntariado de 20 grupos locales repartidos por todo el territorio sale hoy convertido en personas anuncio para denunciar este modelo que consume el planeta, exigir a las empresas que cambien urgentemente su modelo de negocio a uno donde prime la economía circular frente al greenwashing, y pedir a la ciudadanía que se informe para poder escapar del bombardeo publicitario constante con el que se nos intenta engañar.

Desliza para ver cómo salió la actividad en cada ciudad.

Barcelona
Paseo de Almería
Gran Vía, Bilbao (en alianza con Fridays for Future y XR)
Plaza de Lugo, A Coruña
Espai Gironès, Girona
Calle Loiola, Donosti
Avenida Roncesvalles, Pamplona
Calle Colón, València
Calle Fuencarral, Madrid
Córdoba
Calle Sierpes, Sevilla
Avenida Lluís Companys, Tarragona
Praza Roxa, Santiago de Compostela
Lleida
Calle San Miguel, Palma de Mallorca
Cádiz
Alicante
Valladolid
Paseo Independencia, Zaragoza

Esto no quiere decir que no puedas comprar hoy por ser Black Friday. Si es algo que realmente necesitas y/o no puedes permitirte comprarlo sin grandes descuentos, es normal que lo hagas. Y no hay nada malo en ello (o quizás sí, la precariedad cada vez más constante en nuestras vidas… pero ese es un melón para otro día). Desde Greenpeace pedimos que se acabe la filosofía del “comprar por comprar”. Dejemos de caer en sus engaños, ¡si no lo necesitas no lo compres solo porque hay un descuento!

Source link

#Hiperconsumismo #gracias

Contestar

Your email address will not be published.

8 + 19 =