350.000 personas pedimos el FIN de la publicidad de combustibles fósiles

 

La musiquita cuqui, las imágenes de naturaleza prístina, las personas felices y una voz en off te cuenta una bonita historia sobre valores, emociones y sobre lo importante que es preservar el mundo que hemos heredado… El vídeo termina con una marca que dice compartir esos valores y te exhorta a ti proteger (como ellos) el mundo frágil que hemos heredado …

Al ver este anuncio quizás te quedas un poco mosca.

No sabes qué narices te quieren vender en ese comercial. Además, debe haber costado una pasta. Algo te querrán vender, ¡digo yo! Nadie se gasta dinero por nada … Y te raya que esta “gente” te ha pasado de manera muy sutil la pelota. Vamos, la responsabilidad de salvar el planeta. ¡Pues claro! Tú eres el culpable por que “ellos” ya están a tope queriendo hacer un mundo mejor y todo eso y por lo visto solo faltas tu para arrimar el hombro.

Lo mismo, el mosqueo de que te vuelvan a decir que “no estás haciendo suficiente” te lleva a echar un rato buscando en internet a qué se dedica esta marca para que cuando lo descubras, te entre un cabreo monumental, pues te darías cuenta de que te ha tomado el pelo, de que esa gente siguen vendiendo energía, o coches o viajes en avión o lo que sea …vamos, haciendo sus negocios sucios de los de toda la vida, claro, y son los PRINCIPALES causantes y responsables del cambio climático. No tú. Puede que tengan algunas líneas de negocio un poco más verdes, pero el grueso depende aún del petróleo y el gas para funcionar y obtener los millones de beneficios de cada año. Es decir, mucha contaminación y poca naturaleza prístina ni valores ni nada de nada de lo que enseñan.

Para ahorrarte un poco de tiempo, la Universidad de Harvard rastreó los mensajes en las redes sociales de las mayores marcas de automóviles, compañías aéreas y empresas energéticas de Europa; revelando el uso descarado del lavado verde y el simbolismo para sacar provecho de la crisis climática. El estudio muestra, por ejemplo, que solo uno de cada cinco anuncios de coches “verdes” vendía un producto, el resto funcionaba principalmente para presentar la marca como verde. Uno de los hallazgos de este estudio más sorprendentes es que las marcas de automóviles, en particular, son mucho más proactivas en las redes sociales que las compañías aéreas y petroleras. Esto significa que los fabricantes de automóviles desempeñan un papel mucho más importante en la configuración de la narrativa pública sobre el clima, los combustibles fósiles y la transición energética. Será que también tienen bastante que ocultar.










Por todo esto, Greenpeace, junto con otras 40 organizaciones, impulsó la Iniciativa Ciudadana Europea (ECI, en sus siglas en inglés) para canalizar de forma constructiva el cabreo social contra la publicidad engañosa. La iniciativa pide que se implemente una nueva ley similar a la del tabaco que prohíba la publicidad y el patrocinio de los combustibles fósiles en la Unión Europea. De hecho, nunca hemos estado más cerca de prohibir los anuncios en Europa y el impacto que esta Iniciativa ha tenido ha sido increíble: 350.000 personas ya han firmado para quitarles el altavoz a las compañías de combustibles fósiles que usan para bloquear la tan necesaria acción climática.

Acción de brandalism en contra del lavado verde de las compañías de combustibles fósiles del pasado septiembre de 2022 en diferentes ciudades de Europa.

Gracias a esta iniciativa y a un montón de actividades y acciones que se han realizado a lo largo y ancho de Europa este año, estamos ganando la pelea. La ola iniciada en las calles europeas ha llegado al Reino Unido, Australia, Canadá, EE. UU. y realmente estamos en el camino de crear un movimiento global imparable. Varias ciudades de Europa han implementado prohibiciones de anuncios de fósiles con muchos partidos políticos apoyándolos; Google y Youtube han prohibido los anuncios de desinformación climática y, por primera vez, el informe del IPCC ha expuso el papel de la publicidad en el fomento de la crisis climática en su informe anual. Y todo esto son solo algunos ejemplos.

Incluso António Guterres, el secretario general de la ONU, ha llamado la atención sobre el papel insidioso de las industrias de relaciones públicas y publicidad para permitir que las empresas sigan aumentando la contaminación por carbono. La lista sigue y sigue, y seguirá creciendo. La prohibición europea de los anuncios de fósiles llegará tarde o temprano y, al igual que la prohibición de los anuncios de tabaco, algún día será realidad.

Hoy termina su periplo y el tiempo que tenemos para recoger todas las firmas posibles para que esta ley se haga realidad.

Si no has firmado firma ya!! ¡Hoy es tu última oportunidad!

¡Basta de publicidad de combustibles fósiles!

Source link

#personas #pedimos #FIN #publicidad #combustibles #fósiles

Contestar

Your email address will not be published.

5 + diecinueve =