Un océano sin tiburones – ES


Los tiburones juegan un papel fundamental en la sostenibilidad de la vida marina por su importancia en la cadena trófica. Esto ya se ha podido comprobar en algunos ecosistemas que sufren sobrepesca de grandes tiburones. La ausencia de estos animales en la Costa Este de Estados Unidos permitió que aumentara la población de una especie de rayas, que esquilmaron, a su vez, la población de vieiras. Además, la disminución de tiburones blancos ha hecho aumentar las poblaciones de leones marinos y el cambio en la distribución de los peces migratorios.

Tiburón blanco. © Ralf Kiefner / Greenpeace

Tiburones y cambio climático

La sobrepesca de tiburones no solo tiene un impacto en el funcionamiento de los ecosistemas, sino también en su capacidad para mitigar y adaptarse al cambio climático. Un estudio realizado en Australia concluyó que la desaparición del tiburón tigre de un ecosistema provocó que los dugones pastasen excesivamente las praderas de fanerógamas marinas, una planta que supone el 10% de la capacidad del océano para almacenar carbono.

Por otro lado, el cambio climático también afecta directamente a los tiburones. Sabemos que la temperatura del agua está aumentando y el oxígeno disminuyendo en las zonas costeras. Además, la emergencia climática está acidificando los océanos. Todo esto supone un enorme reto para la vida marina.

Tiburón azul

Tiburón azul. © Doug Perrine / Greenpeace

Aunque todavía no conocemos el impacto total que el cambio climático está teniendo sobre las poblaciones de tiburones, todo apunta a que la falta de oxígeno hará que pasen cada vez más tiempo cerca de la superficie, haciéndolos más vulnerables a la pesca. En este escenario, resulta más evidente la necesidad de proteger el hábitat de unos animales que se enfrentan a numerosas amenazas y que juegan un papel fundamental en la lucha contra la emergencia climática desde el océano. Crear grandes áreas marinas protegidas en alta mar es una de las soluciones planteadas.

Los tiburones desaparecen, la gente sufre

La desaparición de los tiburones también está teniendo un impacto directo en la vida de las personas. La sobrepesca en alta mar está afectando a la biodiversidad costera, de la que millones de familias dependen para sobrevivir. Por otro lado, la mano de obra a bordo de las flotas pesqueras de España y Portugal está formada mayoritariamente por población migrante extracomunitaria con bajos recursos, lo que puede conducir a unas condiciones de trabajo peligrosas que incluyen desde el racismo a la explotación.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.