Así captura la flota pesquera a los tiburones – ES


Más del 96% de las capturas declaradas de tiburón azul en el Atlántico Norte se realizan con palangres. Una palangre de superficie es una línea de pesca que se lanza desde el barco y que, con un sistema de flotadores, se mantiene cerca de la superficie, a unos 60-100 metros. De cada cada tramo de palangre, entre flotador y flotador, cuelgan los anzuelos cebados, en los que los tiburones quedan capturados. Los palangres de superficie pueden ser enormes, midiendo desde 20 kilómetros de longitud hasta más de 100 de kilómetros.

Más de 1.200 km de palangre en el Atlántico Norte

Nuestro equipo de investigación ha podido confirmar que, en un periodo de 24 horas, había alrededor de 1.280 kilómetros de palangres en el Atlántico Norte, lo suficiente como para entrelazar París y Madrid. Se estima que estos palangres de esta longitud pueden tener entre 15.500 y 28.000 anzuelos.

Líneas de palangres

Mapa de la investigación realizada por Greenpeace que demuestra la presencia de más de 1.200 kilómetros de líneas de palangre españolas y portuguesas en menos de 24h.

En la actualidad, no existe ninguna normativa que limite el tamaño del palangre o el uso de anzuelos en el Atlántico, ya que depende de la especie objetivo y de la OROP (Organismo Regional de Ordenación Pesquera) que gestiona la zona. Por ejemplo, en España existe una norma que regula el tamaño de la línea de palangre y el número de anzuelos que pueden utilizarse, pero solo es aplicable al Mediterráneo. No hay ninguna limitación en cuanto a la longitud de la línea o al uso de anzuelos en el Atlántico.

Anzuelo de palangre

Un anzuelo de palangre con cables de nylon y alambre. © Tommy Trenchard / Greenpeace

Mejoras en la tecnología pesquera

Históricamente, los esfuerzos para solucionar el problema de la sobrepesca se han limitado a menudo a reducir el esfuerzo pesquero exclusivamente, tanto en lo que respecta al número de buques en el mar como al tiempo que se dedica a faenar de forma activa, pero no tienen en cuenta la mejora de la eficiencia tecnológica, que históricamente va más rápido que la reducción de la capacidad pesquera. En los últimos años, la sobrecapacidad de las flotas pesqueras está asociada principalmente al rápido desarrollo de la tecnología, que ha creado una flota más eficiente. Esta es una de las principales causas del declive de las poblaciones de peces comerciales en la actualidad.

Palangrero

Palangrero saliendo de la costa española. © Kajsa Sjölander / Greenpeace

Desde 1970, la cantidad mundial de tiburones y rayas ha disminuido en un 71%, mientras que la presión pesquera ha aumentado 18 veces.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.