Más de 2.000 gracias, Valencia – ES


El 10 de julio de 1985, cerca de medianoche, dos artefactos explosivos hundieron el barco más icónico de Greenpeace, el Rainbow Warrior. Lo más doloroso es que este atentado de los servicios secretos franceses acabó con la vida de nuestro compañero Fernando Pereira, fotógrafo portugués.

Desde entonces, cada 10 de julio, un nudo atenaza la garganta de todas las personas que hacemos Greenpeace. Pero este año, el Rainbow Warrior ha estado arropado como en pocas ocasiones: más de 2.000 personas visitaron el barco durante el fin de semana de puertas abiertas en Valencia. Cientos de ellas nos acompañaron el domingo durante el minuto de silencio en memoria de Fernando.

Greenpeace no celebraba en España una jornada de puertas abiertas con sus barcos desde antes de la pandemia y, como en otras ocasiones, la acogida ha sido embriagadora. Si la tristeza volvía a nuestro barco al recordar a Fernando, la sonrisa de miles y miles de personas, peques y mayores, nos infundía nueva ilusión para seguir adelante.

El atentado que hundió el primer Rainbow Warrior en en el puerto de Auckland y segó la vida de Fernando, pretendía frenar las protestas de Greenpeace contra las pruebas nucleares de Francia en los atolones de Pacífico. Hoy, 37 años después, el trabajo del Rainbow Warrior, en su tercera encarnación ya, sigue siendo urgente: la guerra y la emergencia global acechan.

Las corporaciones energéticas y contaminantes, que han desatado el desastre climático, se tendrán que ver las caras con los cientos de miles de personas que están firmando para prohibir su propaganda y sus patrocinios tramposos con la iniciativa ciudadana europea, (ECI por sus siglas en inglés). Con ella conseguiremos que se prohíba este greenwashing por ley y a nivel europeo. No nos pueden convencer de que los fósiles son indispensables para la vida ¡por que no lo son!

Y, además, los gobiernos tendrán que responder ante los tribunales por su falta de ambición climática. En España, nuestra demanda contra el Gobierno por su inacción ante el cambio climático, se está tramitando ante el Tribunal Supremo. Desde Suiza nos han visitado klima Seniorinnen cuya denuncia a su gobierno por su inacción frente a los fósiles está ya en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Su sentencia será aplicable también en España y otros países del Consejo de Europa.

@greenpeace_esp

¿Sabías que Greenpeace también ha denunciado a España por inacción climática?

♬ Pieces (Solo Piano Version) – Danilo Stankovic

Por suerte, cada visitante que ha venido al barco este fin de semana, cada peque con la mirada iluminada, cada persona que ha subido a bordo con su carné de Greenpeace guardado y renovado desde los años 80, cada mirada de asombro en los ojos de la tripulación internacional al ver las colas para subir al barco que es su casa, cada “volunta” dándolo todo sin esperar nada a cambio, nos devuelven el aliento que necesitamos.

Como decimos en Greenpeace desde aquella fatídica noche de julio, “you can’t sink a Rainbow”: no puedes hundir un arco iris. Nos quedan muchas millas por delante y con tu apoyo y cada día el de más personas, este barco seguirá a flote y navegando: lo haremos por la memoria de Fernando y por el impulso de las 2.000 personas que habéis subido al barco en Valencia.

Post escrito por Raúl Millares, digital manager en Greenpeace España



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.