Proteger la Tierra es protegernos en toda nuestra diversidad – ES


El mundo cambió en junio de 1969. Al menos en Christopher Street, Nueva York, así fue y luego el fuego se extendió por todo el mundo. Para muchas personas cuyas vidas no estaban preocupadas por el pulso de la política, nada cambió en los meses (y tal vez, años) por venir, pero es indudable que todo cambió. 

La imposición arbitraria de «orden» por parte de los heterosexuales sobre todos los demás que tenían el descaro de vivir sus vidas más allá de los estrictos límites de la conformidad había llegado a un punto de ebullición. Las personas queer ya no estaban dispuestas a existir en un mundo que se beneficiaba de su subyugación y desaparición. Es por eso que ahora pasamos el mes de junio diciendo que las personas no heterosexuales son tan valiosas para el orden mundial como el resto. Para muchos, en el Mes del Orgullo se trata simplemente de celebrar el hecho de que las formas de relacionarnos pueden venir en formas más allá de las que a menudo se consideran de acuerdo con el «orden de la naturaleza». Esta frase ha sido el ancla de los movimientos y la legislación anti-Queer en muchos países. El hecho de que actualmente haya 71 países que criminalicen la actividad sexual consentida entre personas del mismo sexo en 2022, es un recordatorio de que la historia hecha en 1969 todavía tiene un largo camino por recorrer. 

Lo que entonces se convierte en un duro despertar es también la rápida degeneración del bienestar de la Tierra mientras luchamos por nuestros derechos humanos como personas LGTBQIA+. Mientras celebramos el Mes del Orgullo, podemos hacer el ejercicio de reconocer a quiénes desarrollan su vida al margen de los márgenes que ya sabemos que existen, denunciar todas las violencias que les atraviesan en su diversidad y visibilizar una vez más que romper con este mundo dicotómico en el que nos imponen vivir es el único camino para la justicia social y la vida en paz sobre la Tierra. Hablamos de lo mismo y sin ser capaces de interconectarlo todo no será posible habitar un mundo en el que merezca la pena vivir.

Hoy debemos visibilizar también, como nos invita a hacer el #OrgulloCrítico2022, que en este camino global tampoco hay justicia en una sociedad en la que quienes no gozan del privilegio blanco se ven sometidos a un sistema de control capaz de decidir sobre sus vidas y sus cuerpos a través de la militarización de las fronteras sin importar de qué situaciones de violencias, saqueos de recursos, sequías o guerras vienen huyendo. 

 

Por eso, cuando la defensora de la tierra, Tara Houska Zhaabowekwe, dijo:

«No podemos vivir sin agua limpia para beber, sin tierra limpia para cultivar alimentos y sin aire limpio para respirar; esas son verdades fundamentales»

quería que la gente comprendiera que no podemos ser seres humanos con derechos sin un mundo saludable en el que vivir. Proteger la Tierra es protegernos en toda nuestra diversidad. Los derechos LGBTQIA+ no son la antítesis del trabajo por la justicia climática; la justicia social y la justicia ambiental son inseparables. Entonces, mientras celebramos este Día del Orgullo, 53 años después de que se encendió la ira, no olvidemos abogar por el mundo en el que vivimos y las personas que lo habitan porque cuando todo ello se agota, también lo hacemos todas las demás.

 

AUTORA:

Adaptación del texto de Katlego Kai Kolanyane-Kesupile para Greenpeace Internacional por el área de ecofeminismo de Greenpeace España. Katlego Kai es arquitecta cultural, practicante del desarrollo, Trans ARTivist y TED Fellow. Es la primera figura pública abiertamente transidentificada de Botswana y tiene una Maestría en Sociología en Derechos Humanos, Cultura y Justicia Social de la Universidad Goldsmiths. Katlego apareció recientemente en la conversación sobre el clima de 6 mujeres africanas de Greenpeace . Puedes seguirla en Twitter e Instagram .

Nerea Ramírez Piris - autor del blog.

Nerea Ramírez Piris

Licenciada en Ciencias Ambientales por la UAM, postgrado en Educación Ambiental. Facilitadora y activista ecofeminista. Coordinadora del Área de Ecofeminismo de Greenpeace España.

3
posts





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.