Greenpeace lleva una agenda a la concejala de movilidad del Ayuntamiento de Almería para recordarle sus compromisos con la ciudadanía – ES


  • Greenpeace insta al Ayuntamiento, y en especial a la concejala de movilidad María del Mar García-Lorca, a cumplir los compromisos adquiridos con la plataforma Nueva Andalucía Barrio Amable, en temas de movilidad sostenible
  • La iniciativa es parte de un proyecto que los centros educativos del barrio de Nueva Andalucía y Greenpeace están realizando para promover un transporte a los centros más sostenible y entornos escolares más saludables y seguros

23 de junio de 2022.- Voluntarios y voluntarias de Greenpeace en Almería han asistido hoy al pleno del Ayuntamiento de Almería para pedir a la concejala de Seguridad y Movilidad, María del Mar García-Lorca que cumpla sus compromisos con el proyecto Nueva Andalucía Barrio Amable. El proyecto, promovido por la ONG y los centros educativos del barrio, tiene como objetivo transformar la movilidad en el barrio, pacificar el tráfico de las zonas aledañas a los centros educativos y propiciar desplazamientos más ecológicos y seguros.

Por ello, y de forma simbólica, Greenpeace ha entregado una agenda a la concejala, con la que ya se habían reunido en noviembre de 2021 para recordarle su compromiso en la creación de un grupo de trabajo con representantes de los centros educativos del Barrio de Nueva Andalucía y los técnicos del Ayuntamiento, de lo cual aún no se sabe nada.

Así, durante la primera reunión mantenida con las concejalas María del Mar García Lorca, del área de movilidad, y Margarita Cobos, del área de sostenibilidad ambiental, los colectivos implicados en dicho proyecto pidieron al Ayuntamiento la creación de caminos seguros al colegio, la mejora del carril bici del barrio y la eliminación de los puntos negros del mismo, la dotación de aparcabicis a los centros educativos y la colocación de señales que indiquen la existencia de un colegio de sordos en el barrio; entre otras medidas. Deficiencias que se habían detectado tras el diagnóstico de movilidad que el grupo voluntariado de Greenpeace realizó en el barrio el año anterior.

Así, tanto los centros educativos del barrio, como Greenpeace, lamentan que no se hayan llevado a cabo ninguno de los compromisos acordados en dicha reunión, entre los que estaba crear un grupo de trabajo con los técnicos del Ayuntamiento para estudiar las posibles modificaciones del barrio, poner en marcha el proyecto de Caminos Escolares Seguros, estudiar la creación de una zona de Kiss and Go y modificar la señalización del carril bici del barrio para hacerlo más seguro.

Esperamos que con esta acción el Ayuntamiento dé un paso al frente y tome parte activa en el proyecto, ya que por ahora el acercamiento se ha quedado en meras palabras”, ha señalado Sara Ortuño, voluntaria y portavoz de Greenpeace y profesora del CEIP Madre de la Luz.

Además, Manolo Pérez Sola, voluntario de Greenpeace ha recordado al Ayuntamiento que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética obliga a los ayuntamientos de más de 50.000 personas a crear una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) para 2030. “Los entornos escolares deberían estar contemplados dentro de estas ZBE ya que la contaminación atmosférica tiene un gran impacto en la salud de los niños y niñas, además de las repercusiones que el tráfico tiene en la infancia debido al ruido, a la pérdida de autonomía y de hábitos de vida saludables”.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.