Greenpeace aplaude el nuevo plan ferroviario de la UE y pide al Gobierno que recupere los trenes internacionales suprimidos – ES


  • El ‘Paquete para una Movilidad Verde y Eficiente’ presentado hoy por la Comisión Europea responde a las demandas de Greenpeace para construir una Red Ferroviaria Europea que sustituya los vuelos contaminantes
  • Greenpeace demanda a la Comisión Europea que suprima los vuelos cortos cuando exista una alternativa competitiva por tren, como sucede con el puente aéreo Madrid-Barcelona

  • Greenpeace ha lanzado un ‘mapa interactivo’ con el que la ciudadanía puede demandar al Gobierno que recupere los servicios suprimidos durante la pandemia, como los trenes nocturnos que unían España con Francia y Portugal

El plan de la Comisión Europea para impulsar las conexiones internacionales en tren, presentado hoy en Bruselas, puede ser un gran paso hacia un transporte más verde y menos dependiente de los combustibles fósiles.

Greenpeace aplaude las medidas del plan, como la creación de 15 nuevas conexiones internacionales, la posibilidad de suprimir el IVA en los trenes internacionales, el horario único europeo y la integración de la venta de billetes en un único sistema. Unas medidas que Greenpeace había reclamado junto a otras ONG durante 2021 para promover el tren en la Unión Europea, donde el ferrocarril apenas supone el 7% del tráfico de viajeros, frente al 10% del avión o el 72% de los coches.

“Nos alegra ver que la Comisión Europea ha escuchado nuestras peticiones para unificar los horarios y sistemas de venta, así como aumentar los trayectos transfronterizos. Todo ello facilitará que la gente utilice el tren en lugar del coche o el avión”, ha manifestado Herwig Schuster, experto en transportes para la campaña europea de Greenpeace Mobility for All. ”Los planes de la Comisión incluyen medidas muy positivas para apoyar el ferrocarril, cuya aplicación habrá que seguir de cerca. Hasta ahora, la UE y los gobiernos nacionales han priorizado la carretera y la aviación, algo que debe acabar para que las inversiones pasen a beneficiar a las personas en su lucha contra la crisis climática”.

Sólo desde el inicio de la crisis de la Covid-19, los líderes europeos han aprobado cerca de 40.000 millones de euros en rescates al sector aéreo, sin apenas pedir unas mínimas condiciones sociales o ambientales a cambio. Greenpeace demanda a la Comisión Europea, no solo más apoyo al ferrocarril, sino que también avance hacia la reducción del tráfico aéreo, comenzando por prohibir aquellos vuelos cortos que tengan una alternativa competitiva por tren, como París-Niza, Berlín-Múnich o el puente aéreo Madrid-Barcelona. Según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, un automóvil emite de media cuatro veces más que el tren, y los aviones hasta 5 veces más por pasajero y kilómetro. La propia Comisión Europea ha anunciado hoy que los trayectos inferiores a 500 km deberán ser neutros en carbono para 2030 y que todos los aeropuertos deben estar conectados a la red ferroviaria, lo que abre la posibilidad de suprimir los vuelos por debajo de dicha distancia.

Un mapa digital para pedir al Gobierno más rutas en tren

Respecto al anuncio de 15 nuevas rutas internacionales para 2022, la Comisión Europea aún no ha especificado cuál será su recorrido. Por eso Greenpeace ha lanzado un mapa digital, invitando a la ciudadanía a que proponga y apoye nuevas rutas para trenes diurnos y nocturnos. Hasta el momento, personas de 23 países a lo largo del continente han participado, pidiendo a la UE dónde haría falta construir nuevas líneas o mejorar las existentes para satisfacer sus viajes más habituales.

En el caso de España, entre las rutas más demandadas figuran trayectos como Madrid-Lisboa o Barcelona-Milán, donde Renfe suprimió los trenes nocturnos sin dejar más alternativa que el avión o el coche. Las personas que han participado también reclaman mejoras en trayectos como Barcelona-Logroño, Valencia-Bilbao o Ferrol-Hendaya, entre otros muchos casos señalados en este mapa interactivo.

De cara a la próxima Navidad muchas personas están planificando sus viajes para ver a amistades y familias, en ocasiones recurriendo al avión o al coche por la falta de trenes. Por este motivo Greenpeace sigue pidiendo al Gobierno de Pedro Sánchez “más trenes y menos aviones” para hacer frente a la crisis climática. Este mensaje pudo verse en la última campaña publicitaria donde la organización ecologista cuestionaba el compromiso del Gobierno, en un año marcado por polémicas como la ampliación del aeropuerto de El Prat o las subvenciones a la compra de vehículos diésel y gasolina. Con esta campaña Greenpeace reclamaba al Gobierno un mayor compromiso con una recuperación verde y justa coincidiendo con la adjudicación de los fondos del Plan España Puede.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.