La directora de Greenpeace Internacional desafía al grupo de trabajo de Carney en un evento de ‘lavado verde’

Un evento para promover la compensación de emisiones de carbono en la COP26 se ha visto hoy afectado por múltiples protestas. El Grupo de Trabajo sobre la Ampliación de los Mercados Voluntarios de Carbono, respaldado por empresas de combustibles fósiles como Shell y BP, ha celebrado hoy un acto promocional en el centro de conferencias de Glasgow, al que asistió el ex gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. El grupo de trabajo pretende ampliar radicalmente la compensación de emisiones de carbono.

Una veintena de indígenas de la Red Medioambiental Indígena se reunieron frente al acto en el centro de conferencias de la COP26 en Glasgow, sosteniendo copias de un anuncio de página completa que publicaron esta mañana en los periódicos Finantial Times y Times, en el que se lee LA COMPENSACIÓN DE CARBONO NOS ESTÁ DESTROZANDO.

Por su parte, la directora ejecutiva de Greenpeace Internacional, Jennifer Morgan, se puso de pie cuando Carney empezó a hablar y, junto con Teresa Anderson, coordinadora de política climática de ActionAid International, levantó pancartas en las que se leía: SU GRUPO DE TRABAJO ES UNA ESTAFA.

La activista climática Greta Thunberg, que también asistió al evento, tuiteó un hilo mordaz que atacaba la compensación y decía: “Este grupo de trabajo, y otros esquemas similares, son estafas que podrían echar por tierra el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5C”. Al salir del evento dijo: “Se acabó el lavado verde”.

Protestar dentro del centro de conferencias está prohibido por la ONU y conlleva sanciones potencialmente graves. Jennifer Morgan dijo después de la protesta: “He asistido a todas las COP desde hace un cuarto de siglo y nunca he hecho nada parecido dentro de un centro de conferencias, pero las estafas de compensación como este Grupo de Trabajo son una amenaza tan potente para el clima que sentí que no tenía otra opción. No es seguro que podamos mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 ºC, pero una forma de garantizar la derrota es aumentar radicalmente el mercado de compensaciones. Las compensaciones ahogan la ambición y dan a los contaminadores una forma de evitar hacer reducciones de emisiones genuinas, sustanciales y oportunas. Es como decir que te pones a dieta pero sigues comiendo pastel mientras pagas a otro para que coma lechuga”.

Hasta hoy, el grupo ecologista WWF estaba en el “grupo de consulta de miembros” del Grupo de Trabajo, pero esta mañana WWF ha aclarado que no forma parte del Grupo de Trabajo y ha retirado su logotipo de la página web del Grupo de Trabajo. El Grupo de Trabajo sigue contando con el apoyo de cientos de empresas, como Unilever, Standard Chartered, Nestlé, Netflix y Salesforce, que afirman no estar interesadas en las compensaciones, pero que todavía no se han retirado. “Las personas que respaldan este organismo tienen que poner luz de día entre ellos y el Grupo de Trabajo”, dijo Jennifer Morgan. “¿Qué hacen estas empresas e instituciones, que están junto a Shell, BP y Total en una conferencia sobre el clima?”.

Mark Carney lanzó el Grupo de Trabajo el año pasado. Se dice que quiere cambiar su nombre por el de Consejo de Integridad para los Mercados Voluntarios de Carbono. Thomas Joseph, de la Red Medioambiental Indígena, ha declarado: “Las falsas soluciones que se presentan en la COP26 son una amenaza para las tierras indígenas y todos los seres vivos. Los pueblos indígenas del mundo ya están experimentando los efectos del cambio climático, desde el deshielo de los glaciares y la subida de los mares hasta los incendios forestales. Nuestros alimentos tradicionales están desapareciendo y nuestra propia forma de ser está amenazada. No hay tiempo que perder y, sin embargo, la COP26 está debatiendo cómo podemos seguir con lo de siempre y crear falsas soluciones basadas en los sistemas de mercado y fomentar su acceso a las tierras indígenas”.

Hoy mismo Greta Thunberg tuiteó: “La industria de los combustibles fósiles y los bancos están entre los mayores villanos del clima. Ahora @Shell @BP y @StanChart están aquí en Glasgow tratando de aumentar la compensación y dar a los contaminadores un pase libre para seguir contaminando. Su plan podría echar por tierra el objetivo de 1,5°C… Este grupo de trabajo, y otros planes similares, son estafas que podrían echar por tierra el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5ºC”.

En relación con el grupo de trabajo, Simon Lewis, catedrático de Ciencias del Cambio Global en el University College de Londres, ha declarado: “El grupo de trabajo de compensaciones de Mark Carney es peligroso. Permitiría a las empresas más contaminantes del mundo un salvavidas para evitar reducir sus emisiones, al permitirles alegar que están compensando esas emisiones. Las compensaciones dan la ilusión de que estamos abordando la emergencia climática, cuando en realidad no estamos reduciendo las emisiones. El grupo de trabajo de Carney corre el riesgo de crear una crisis de hipotecas de alto riesgo para el carbono. Si las compensaciones de carbono dudosas están en auge y se agrupan en valores cuyo valor real nadie conoce, se avecina una crisis del mercado al estilo de las hipotecas subprime. El mundo necesita medidas para reducir las emisiones, no para aumentar las compensaciones”.

Teresa Anderson, de ActionAid, cogió el micrófono en un momento dado para denunciar al grupo de trabajo de las compensaciones. Dijo en el evento: “Las compensaciones de carbono suponen un sabotaje climático. No sólo son una herramienta para maquillar de verde la inacción climática y retrasar la transformación que necesitamos, sino que también van a impulsar devastadores acaparamientos de tierras en el Sur Global. Sencillamente, no hay suficiente tierra en el planeta para dar paso a los nuevos y enormes bosques y cultivos bioenergéticos en los que se basan todos estos planes de proyectos de compensación. Esta iniciativa va a causar un daño directo a los pequeños agricultores, las mujeres y las comunidades indígenas. Aquellos que menos han hecho para causar el problema climático, pero que están experimentando sus peores impactos, van a ser sacrificados una vez más”.  “Para que la COP26 sea un éxito, necesitamos una iniciativa para reducir los mercados de carbono, en lugar de aumentarlos”, añadió.

Fotos y vídeos se irán subiendo aquí: https://media.greenpeace.org/collection/27MDHUWF4RST



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.