La película ‘Animal’ gana la Espiga Verde de la SEMINCI, galardón en el que participa Greenpeace – ES


  • La organización ecologista promovió hace tres años la creación de este premio dentro de la Semana Internacional de Cine de Valladolid
  • El jurado, en el que participa Greenpeace, ha destacado la capacidad de la película para transmitir “un mensaje de esperanza a los jóvenes” sobre la problemática medioambiental
  • Además, el jurado ha otorgado una mención especial al largometraje ‘Lo siento mucho’, que narra el drama vivido por personas anónimas en los desastres nucleares de Fukushima y Chernobil

 

La película Animal, de Cyril Dion (en la imagen, un fotograma de la película), ha obtenido la Espiga Verde en esta edición número 66 de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Greenpeace promovió hace cuatro ediciones la creación de este premio y participa en el jurado que premia los valores medioambientales en el cine. El jurado, compuesto por Carlos Baute, ganador de la Espiga Verde en la 65 Seminci por Éxodo climático; Miguel López Cabanas, secretario de la Junta Directiva de Greenpeace España, y Sandra Sutherland, periodista, presentadora y docente, directora del programa Agrosfera hasta 2020, destaca que esta película transmite “un mensaje positivo y de esperanza a los jóvenes de todo el mundo, en el que el tratamiento de cuestiones centrales de la problemática medioambiental como el cambio climático, los residuos plásticos, la soberanía alimentaria o la conservación se construyen a partir de una narrativa pedagógica universal y un lenguaje visual atractivo”.

Además, el largometraje Lo siento mucho, de Zhao Liang, ha obtenido una mención especial. El jurado destaca que este filme muestra “los desastres nucleares y la problemática de su almacenamiento, que nunca será alternativa a las energías limpias, desde el drama vivido por personas anónimas en Fukushima y Chernobil, cuyas consecuencias trascienden generaciones. Y lo hace, además, con una mirada cinematografica, en la que el cuidado de la factura y el tempo del montaje van tejiendo una narrativa poética a la vez que cruel”.

La sección Cambio Climático se inauguró en la edición número 61 de la SEMINCI para concienciar a los amantes del cine sobre los problemas medioambientales y contribuir a sensibilizar a los espectadores sobre la necesidad de proteger el planeta frente a este problema. Esta iniciativa contó con el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid, Greenpeace, la Asociación Estatal de Cine (AEC), Ecologistas en Acción, el Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC) y la colaboración de Aquavall. Este es el cuatro año consecutivo en el que se otorga la Espiga Verde.

 



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.