Pobreza energética en el horizonte – ES


Desde la proa del Esperanza, el buque más grande de la flota de Greenpeace, miro al otro lado del puerto la imponente mole de cemento de la terminal de gas de Sagunto mientra le extraen el Gas de la bodega del, también gigante, buque Merchant. Hicimos lo que pudimos pero al final entró, pienso con impotencia mientras miro nuestra cubierta, al lugar donde hasta ayer estaban las anclas, cortadas ayer por la Guardia Civil. Con un ademán saludo a la patrulla de la policía que nos vigila aburrida desde el muelle. Estamos retenidos por bloquear un barco importador de gas fósil unas horas, para pedir sentido común a las corporaciones energéticas y a la responsables del gobierno.

Mientras estiro las piernas por cubierta pienso en la extrema sencillez de nuestros argumentos, El gas fósil tiene que parar. Es contaminante y nos encadena a un mercado internacional despiadado. El gas fósil, mal llamado gas natural, es un verdadero destructor del clima, pues al quemarse genera CO2 y al fugarse emite metano, 84 veces más contaminante que el CO2. Es especialmente sanguinario con el planeta el que trae el Merchant, que viene de Estados Unidos, pues se extrae mediante técnicas de fracking.

A lo lejos, tras las chimeneas del puerto se aprecian casitas populares que me recuerdan a mi barrio de Vallecas. Pienso en muchos de mis vecinos que no han podido enfriar sus casas con lo cara que estaba la luz este verano. Pienso que este invierno de seguir así la cosa, luz y gas por las nubes más de treinta millones de hogares en Europa van a tener que renunciar a calentar su casa. 

Creo que para abordar la crisis climática y social que atravesamos, es fundamental emprender de forma inmediata una transición energética democrática, ambiental y socialmente justa, con un nuevo marco de fuentes de energía renovable accesibles para todos los hogares.

Por ello os animo a salir a la calle contra la subida de la luz, este 28 de octubre, a las 18h en la Plaza de la Villa en Madrid. ¡Salgamos todas y todos a la calle!



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.