Entidades por el clima reivindican otro tipo de ciudad en el Primer Foro Urbano de España – ES


  • Diversas organizaciones de Sevilla mostraron una pancarta con el lema “Emergencia climática requiere acciones, no palabras”
  • Las ciudades deben afrontar la emergencia climática con urgencia mediante acciones reales y efectivas
  • Las organizaciones exigen que el Ayuntamiento de Sevilla lleve a cabo cambios en movilidad, verde urbano, energía y rehabilitación de viviendas

Las organizaciones Justicia Alimentaria Global, Adta, Parque Vivo Guadaíra, Ecourbe, Facua Sevilla, Escuelas de Calor, Plataforma de la Sociedad Civil de Sevilla, Enlázate por la Justicia, Red Andaluza Nueva Cultura del Agua, Ecologistas en Acción y Greenpeace, pertenecientes al Movimiento de Entidades por el Clima de Sevilla (MECS), mostraron ayer una pancarta en las puertas del Alcázar de Sevilla donde se celebraba la cena de gala de la Primera Edición del Foro Urbano de España para reivindicar otro modelo de ciudad más sostenible.

La ciudad de Sevilla acoge la Primera Edición del Foro Urbano de España en el Palacio de Exposiciones y Congresos del 5 al 7 de octubre, donde se encontrarán líderes municipales, autonómicos, nacionales e internacionales para promover el intercambio y la participación, con el objetivo de dirigir las ciudades hacia un desarrollo estratégico y sostenible. 

Con el lema “la emergencia climática requiere acciones, no palabras” estas entidades quieren recordar que Sevilla debe incrementar su ambición climática, pasando de las palabras y buenas intenciones a hechos contrastados. Para ello es necesario acelerar los cambios para mejorar la sostenibilidad de la ciudad y su área metropolitana.  Sevilla, que sufre ya las consecuencias del cambio climático, puede ser un espejo de otras ciudades, el ejemplo de cómo articular y cohesionar un territorio y sus gentes haciendo de la sostenibilidad su eje de progreso. 

Es urgente que la administración acelere el desarrollo políticas públicas que tengan como objetivo reinventar los espacios públicos, el verde urbano, los entornos periurbanos, la alimentación, el consumo, la energía y la movilidad. Además, deberá seguir impulsando estas políticas sin olvidar la participación ciudadana y la ambición necesaria para hacer frente a la emergencia climática y a la pérdida de biodiversidad a la que actualmente nos enfrentamos. 

Las ciudades albergan la mayor parte de la población mundial y son responsables de más del 70% de las emisiones climáticas globales, siendo grandes contribuyentes a la emergencia climática debido a sus modelos que no priorizan una movilidad y alimentación sostenibles, la eficiencia energética y el autoconsumo, o espacios públicos y verdes de calidad para la ciudadanía. 

Según la comunidad científica, Andalucía y concretamente el Valle del Guadalquivir, es una de las regiones españolas más vulnerables al cambio climático y las consecuencias pueden ser devastadoras. En los últimos años han sido los más cálidos jamás registrados a nivel global, lo que también se ha notado en la ciudad de Sevilla. Además, los veranos son cada vez más duraderos, los períodos de ausencia de precipitaciones crecen y la torrencialidad de los episodios de lluvias  viene incrementando. Se espera, además, un incremento de las llamadas noches tropicales, a lo que hay que sumar el efecto isla de calor que produce el protagonismo del asfalto, el impacto del tráfico, la falta de espacios sombreados y el incremento del uso de aires acondicionados, así lo refleja el diagnóstico realizado en el Plan de Acción por el Clima de Sevilla (PACES).

Teniendo en cuenta también el recientemente aprobado Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), Sevilla debe reducir el 50% las emisiones derivadas del transporte antes del 2030. Según varios planes aprobados por el Ayuntamiento de Sevilla, entre ellos el PACES, ya tienen desde hace tiempo identificadas las amenazas y vulnerabilidades en la actual situación de emergencia climática. Renaturalizar la ciudad a través de las llamadas soluciones basadas en la naturaleza es también una herramienta fundamental para afrontarlas.

Transformar las ciudades y convertirlas en espacios más seguros y sostenibles, es uno de los grandes retos de la humanidad este siglo. Debemos transitar hacia modelos más sostenibles y resilientes frente a nuevas amenazas propias de la actual crisis climática, sanitaria y socioeconómica. Para ello, el Ayuntamiento de Sevilla debe afrontar con urgencia los siguientes retos:

  • Implementación completa del Plan Respira lo antes posible.
  • Implementación de una red de BTR en la ciudad.
  • Reevaluación de la ampliación del proyecto del Metrocentro entre San Bernardo y Santa Justa. El proyecto prioriza y mantiene el actual volumen de tráfico, además elimina una parte importante de la masa arbórea de la zona. 
  • Implementación de supermanzanas en la ciudad como parte del plan de movilidad urbana sostenible (PMUS).
  • Dotación de espacios peatonales seguros para los centros escolares de la ciudad.
  • Priorización de los modos de movilidad sostenible en el perímetro de la Ronda Histórica.
  • Establecimiento de espacios de ocio y refresco a través de técnicas bioclimáticas en diferentes distritos de la ciudad para mitigar las altas temperaturas.
  • Incrementación de los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible en la ciudad.
  • Desarrollo de proyectos de renaturalización urbana, a través de soluciones basadas en la naturaleza en todos los distritos de la ciudad.
  • Desarrollo de un pliego de medidas mínimas de confort térmico y verde urbano de obligado cumplimiento para toda obra de rehabilitación de espacios públicos.
  • Cuidado y mantenimiento de las zonas verdes urbanas existentes en Sevilla a través de contrataciones públicas. 
  • Implementación de un Anillo Verde metropolitano que cuente con participación ciudadana, y esté ecológica y funcionalmente conectado con el resto del sistema verde de la ciudad y su área metropolitana. 
  • Impulso de la creación y desarrollo de comunidades energéticas locales en la ciudad.
  • Implementación de un Plan de Rehabilitación Energética para las viviendas propiedad del ayuntamiento y edificios públicos siguiendo las recomendaciones del IDAE.
  • Asegurar el uso de materiales de construcción sostenibles, las instalaciones de autoconsumo energético en las viviendas públicas de nueva construcción.
  • Explorar fórmulas de cooperación intermunicipal con los Ayuntamientos del área metropolitana en busca de sinergias y complementariedades.

Desde las entidades firmantes se solicita urgentemente al Ayuntamiento de Sevilla que afronte seriamente y sin dilaciones la emergencia climática y proporcione una ciudad más amable, participativa y sostenible para sus habitantes.

 



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.