Greenpeace pide en Pamplona una “Movilidad para todas” con motivo de la semana de la movilidad – ES


  • Voluntarios/as de Greenpeace han colocado señales en diferentes puntos de la ciudad para reclamar una movilidad accesible para toda la población
  • La Avenida Baja Navarra o la rotonda de San Jorge entre los puntos negros de la movilidad pamplonesa

Pamplona, 17 de septiembre de 2021.– Hoy, en el marco de la Semana Europa de la Movilidad,  voluntarios/as de Greenpeace de Pamplona, al igual que en otras 23 localidades por todo el país, han salido a las calles a reclamar una “Movilidad para todas”. Con tal motivo, han colocado señales en distintas localizaciones de la ciudad, con el objetivo de señalar  los puntos negros de la movilidad de Pamplona, como la Avenida de Navarra o la rotonda de San Jorge, que acumulan mucho tráfico, y también los que posibilitan una mejor movilidad, como la Avenída Pío XII, en la que se le ha quitado espacio al coche para dárselo a la bici . Se pretende así denunciar el uso abusivo del coche en el entorno urbano y reclamar unas ciudades donde desplazarse andando, en bicicleta o en un transporte público sea más cómodo, rápido y seguro para todas las personas.

Greenpeace recuerda que el automóvil acapara el 80% del espacio público urbano, a pesar de que casi la mitad de la población no tiene carnet de conducir. A través de la campaña #MovilidadParaTodas, se pretende concienciar de los beneficios de la movilidad sostenible, no solo desde el plano ambiental, sino también para conseguir unas ciudades más justas. Para ello, el voluntariado demandará más espacios peatonales, vías ciclistas seguras, más oferta de transporte público o más espacios verdes, una de las principales necesidades demostradas durante esta pandemia.

Esta actividad se enmarca en un trabajo más amplio que está haciendo el grupo de voluntariado de Greenpeace en Pamplona para conseguir que la ciudad sea más sostenible. Un trabajo que se inició a finales del año pasado cuando se presentaron al ayuntamiento varias propuestas para repensar algunas de las calles más problemáticas de la ciudad. En esta línea, el pasado junio, los voluntarios/as de la organización, junto con otros colectivos, reclamaron que el consistorio recuperase el proyecto inicial del carril bici de la calle Labrit, ya que el último presentado por el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Pamplona, Fermín Alonso, no responde a las necesidades de una movilidad ciclista sostenible ni a un acuerdo amplio de la sociedad. Aunque la voluntad mostrada por el equipo de Gobierno en las reuniones mantenidas fue recibida positivamente por los voluntarios/as de Greenpeace, pasado el tiempo ven que la voluntad se queda en las palabras y no en verdaderas acciones que hagan que Pamplona avance significativamente hacia una movilidad sostenible y universal. 

La nueva edición de la Semana Europea de la Movilidad de este año, viene marcada por la recuperación de los viajes tras completarse los objetivos de vacunación contra la Covid-19. Greenpeace alerta del riesgo de volver a la antigua normalidad de los atascos y el abuso del automóvil ante las primeras señales, esta semana, de congestión en ciudades como Madrid y Barcelona, cuyos niveles de tráfico se acercan peligrosamente a los niveles prepandemia.

Por este motivo, Greenpeace exige a los ayuntamientos que tomen medidas inmediatas para contener el tráfico y que adelanten la implantación de sus Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), uno de los requisitos de la nueva Ley de Cambio Climático, para antes de 2023. La definición de estas ZBE coincidirá en el tiempo con la tramitación de la Ley Estatal de Movilidad, una norma que deberá fijar aspectos tan trascendentales como la financiación del transporte público, los impuestos a la aviación o el pago por el uso de las carreteras.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.