Carta de la dirección


Este 2020 ha sido un año que no olvidaremos. La pandemia de la COVID ha sido el resultado de la presión que ejercemos sobre la naturaleza y ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de cambiar nuestro modelo económico y social.

Los planes que teníamos inicialmente se vieron alterados, pero desde Greenpeace nos adaptamos a las circunstancias derivadas de la pandemia. Nos unimos más que nunca para dar una respuesta rápida a las necesidades que se presentaron. Y gracias a este trabajo en equipo y a las personas comprometidas y valientes que forman parte de este objetivo común de lograr un planeta mejor, conseguimos hitos como:

  • Después de 30 años de lucha incansable, logramos que LA ERA DEL CARBÓN llegara a su fin. Además las renovables han retomado la senda de crecimiento, alcanzando una contribución del 46,3% en el año de la pandemia (de marzo a marzo), en el sistema eléctrico nacional.
  • También ha sido el año en el que se ha anunciado que 62 países apoyan la protección del 30% de los océanos para 2030, en las negociaciones por el tratado internacional en Naciones Unidas.
  • Hemos recogido un millón de firmas, en poco más de un mes, reclamando una ley europea que impida la deforestación en las grandes selvas que quedan en el planeta producida por los productos de consumo que llegan a la UE.
  • Investigamos la legislación anti-SLAPP (demandas estratégicas contra la participación pública) que quiere limitar la voz de la ciudadanía en la UE y gracias al informe “Coren contra Manuel, un caso de SLAPP en la campiña gallega” mostramos como una gran empresa puede tratar de amordazar a quienes defienden la justicia social y ambiental, en este caso Manuel, un ecologista amenazado por plantar cara a una empresa ganadera que estaba contaminando la comarca de A Limia. Gracias a esta presión se consiguió que la empresa retirara los cargos.
  • Ante la urgencia de remisión de emisiones para prevenir los peores efectos del cambio climático y la falta de ambición del gobierno, presentamos nuestro primer litigio estratégico. La vida y la salud de millones de personas en todo el mundo están en juego.
  • Nuestro litigio de armas, con el que exigimos al gobierno mayor transparencia en las exportaciones de armas, fue incluido entre los 10 litigios más importantes por la ONU.
  • Gracias a una exhaustiva investigación, sacamos a la luz el greenwashing de Ecoembes, que se define como una organización medioambiental sin ánimo de lucro, pero miente burdamente en sus datos oficiales. Nuestro informe “Ecoembes miente” tuvo un gran impacto en el ámbito empresarial, mediático y político, ya que la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Asamblea de Madrid pidió nuestra comparecencia para explicar las conclusiones del informe.
  • La Junta de Andalucía anunció el derribo del hotel ilegal de El Algarrobico en 2021. Lo que demostró que los esfuerzos y el trabajo al final obtienen su recompensa. ¡Aunque seguiremos vigilantes!

A nivel interno también tuvimos varios cambios, entre los más importantes:

  • Al igual que pedimos reinventar el sistema y un cambio político, económico y social, en Greenpeace también nos reinventamos para ser más fuertes, por lo que realizamos alianzas estratégicas que nos permitieron hacer un trabajo mejor.
  • Nuestro equipo de Desarrollo de Personas llevó a cabo una serie de protocolos de forma rápida y eficaz para una vuelta al trabajo de forma segura.
  • Iniciamos nuestra presencia en TIK TOK para llegar a esas nuevas generaciones de voluntarias/os y activistas. En solo unos meses hemos llegado a los 1.402 seguidores y a los 10.344 me gustas ¡Y seguimos subiendo!
  • Hemos dado la bienvenida a bordo a 11.424 personas más que hace un año y cerramos 2020 con 142.135 socias y socios.
  • La Escuela de Activismo ha tomado un rumbo violeta, centrando sus esfuerzos en proporcionar herramientas para la movilización social y para la generación de espacios ecofeministas.
  • El equipo de diálogo directo de Greenpeace realizó llamadas para el cuidado de nuestras socias y socios más vulnerables.
  • Mientras nuestras voluntarias y voluntarios realizaron un trabajo inestimable ya fuera con la creación o preparación de material anti-COVID o ayudando a socias y socios vulnerables que detectamos que necesitaban apoyo en su día a día.
  • Ya sabéis que en Greenpeace seguiremos exigiendo un cambio justo y real y seguro que lo lograremos gracias al conjunto de personas maravillosas que de una forma u otra formáis parte de esto… Esperamos que el año 2021 suponga un nuevo despertar y nos traiga la oportunidad de una recuperación verde y justa.

¡GRACIAS Y SEGUIMOS NAVEGANDO HACIA UN FUTURO VERDE Y EN PAZ CON TODAS Y TODOS!

El Consejo, la Junta Directiva y la directora ejecutiva de Greenpeace España.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.