• En emergencia climática, no se puede olvidar que un viaje en avión contamina hasta 20 veces más que un tren eléctrico alimentado con energía renovable
  • Pese a haberse invertido más de 55.000 millones de euros en la red ferroviaria, hoy es más difícil viajar en tren entre muchas zonas del país que hace 20 años
  • Greenpeace lanza hoy una recogida de firmas ciudadanas para pedir a los Ministros de Transporte europeos cinco medidas concretas para mejorar la movilidad sostenible

 

La llegada del verano y el fin de las restricciones están acelerando la recuperación de los desplazamientos a lo largo de todo el país. Sin embargo, muchas personas están teniendo que recurrir al coche y al avión para estas vacaciones por la falta de trenes. Es la denuncia que realiza Greenpeace en su última campaña “Más   trenes, menos aviones”, con la que exigen al Gobierno que apueste por un sistema ferroviario accesible para toda la población y no solo pensando en los trayectos con mayor demanda.

VER VIDEO AQUÍ

La Comisión Europea ha declarado 2021 como “Año Europeo del Ferrocarril”, destacando el papel esencial del tren para luchar contra la crisis climática. No en vano, viajar en tren contamina hasta 20 veces menos que hacerlo en avión. Greenpeace pide al Gobierno de Pedro Sánchez que sea coherente con los objetivos climáticos y promueva un cambio de modelo donde el tren sea la alternativa sostenible y asequible frente al avión y el coche

Apostar por el tren es clave para luchar contra la emergencia climática y conectar el territorio de forma sostenible, pero la supresión de conexiones ha obligado a la gente a utilizar medios de transporte más contaminantes.” ha declarado Adrián Fernández, responsable de movilidad de Greenpeace. “Pedimos al Gobierno que sea coherente: no se puede hablar de descarbonización mientras se construyen más aeropuertos y autopistas, que solo contribuyen a generar más CO2. No se trata de construir más, sino de gestionar mejor” sentenció Fernańdez en referencia a las ampliaciones de infraestructuras como la AP-7, presentada ayer en Valencia.

Firmas ciudadanas para mejorar el tren
Para sumar fuerzas, Greenpeace ha elaborado un video donde animan a la ciudadanía a firmar una petición para los Ministros de Transportes europeos con 5 propuestas concretas que nos permitirían viajar mejor en el futuro:

  1. La creación de, al menos, 30 nuevas conexiones diurnas y nocturnas entre países europeos hasta 2025
  2. Mejorar la compatibilidad de los trenes entre países, de forma que sean posibles los trayectos entre diferentes territorios europeos
  3. Hacer que el tren sea más fácil y asequible, eliminando las subvenciones a las aerolíneas. Acabar con los vuelos cortos cuando exista una alternativa en tren competitiva en tiempo y precio
  4. Que las operadoras de tren tengan sistemas de venta compatibles, para que comprar un billete de tren sea tan fácil como uno de avión.
  5. Facilitar el acceso al tren para todas las personas, grupos, familias y a quienes viajan con su bicicleta o su mascota. 

Durante esta semana, Greenpeace tiene previsto una serie de movilizaciones y actividades con las que trasladarán estas demandas por todo el territorio, coincidiendo con el inicio de las vacaciones y la recuperación de la movilidad. 

Comparativa: Cuando ir en tren es más difícil que nunca

El Estado ha invertido más de 55.000 millones de euros en construir una red ferroviaria, que ha reducido los tiempos de viaje entre grandes ciudades y que ha servido de alternativa al avión. Sin embargo, semejante inversión no ha servido para mejorar la red en su conjunto. Para muchas personas el tren ha dejado de ser una opción de transporte en su día a día.

Con el fin de visibilizar este impacto negativo y la necesidad de mejorar el servicio, Greenpeace ha escogido 4 ejemplos para mostrar que moverse en tren es hoy más difícil que nunca.

1- Aranda de Duero, de poder ir hasta París a no ir a ningún sitio
En 1980, esta localidad burgalesa era un importante nudo ferroviario, con trenes nocturnos que conectaban al sur y al norte, incluso hasta lugares tan distantes como Algeciras o París.

El cierre de la línea Valladolid-Ariza (1985) y el derrumbe en la línea Madrid-Burgos en 2011, aún sin reparar, han dejado a esta comarca de 50.000 habitantes sin ningún tipo de servicio ferroviario, a pesar de la necesidad de conectar con Burgos, Valladolid o Madrid.

De Aranda a… En 1980 En 2021
Madrid Tren Talgo SERVICIO SUSPENDIDO
Valladolid Regional VÍA CLAUSURADA
Algeciras Estrella Media Luna SERVICIO SUSPENDIDO 
París Trenhotel Fco de Goya SERVICIO SUSPENDIDO

 

2- Salou, los alcaldes del turismo que odiaban el tren

Para un país donde el sector turístico tiene un papel fundamental, debería ser prioridad fomentar su movilidad sostenible. Pero no es así, como vemos en lugares como Salou o Cambrils. Estos dos municipios de la Costa Dorada hicieron una campaña contra las vías que pasaban por la ciudad, a pesar de proveer un servicio de transporte esencial, sobre todo en verano.

En 2019, tras la puesta en servicio de una variante, Salou perdió su tren. Más de 800.000 viajeros al año tienen que desplazarse ahora fuera de la ciudad para tomar un tren a Tarragona, Barcelona o Valencia.

De Salou a… En 2018 En 2021
Tarragona Tren de Rodalies Solo bus
Barcelona Tren Intercity Bus + Tren
Valencia Tren Intercity Bus + Tren

 

3- Cáceres, ni poder visitar a sus vecinos (de Portugal o Salamanca)

El estado de los trenes en Extremadura ha levantado muchas críticas, pero aún más deficiente resultan las conexiones perdidas para siempre. En 1985 se clausuró la Vía de la Plata entre Plasencia y Astorga, obligando a pasar por Madrid para cualquier trayecto entre Extremadura y Castilla y León, por ejemplo de Cáceres a Salamanca. En su lugar se construyó la autopista A-66, desplazando así la demanda del tren a la carretera. 

Tampoco hay conexiones con Portugal tras el desvío del Trenhotel Lusitania, actualmente suprimido, que conectaba Madrid y Lisboa. Y, a pesar de los millones invertidos en el AVE a Extremadura, todavía no existe una previsión sobre si podrá haber servicios directos entre ambos países, ya sean nocturnos o diurnos.

De Cáceres a… Antes En 2021
Salamanca TER Sevilla-Gijón (1985) VÍA CLAUSURADA
Lisboa Trenhotel Lusitania (2012) SERVICIO SUSPENDIDO

 

4-Torrevieja, mucho avión y poco tren

El último lugar donde ha llegado el AVE es a Orihuela, en la Vega Baja del Segura. Una comarca que supera los 350.000 habitantes y que, en verano, alberga hasta un millón de turistas gracias al potencial de ciudades turísticas como Torrevieja. 

Estos visitantes provienen fundamentalmente de Europa, pero no pueden llegar en tren porque el AVE inaugurado de momento solo llega a Madrid. Los trenes que conectaban la costa mediterránea con Francia, como el Talgo Mare Nostrum, ya no circulan más allá de Barcelona. Tampoco hay cercanías para moverse entre los municipios de la zona, siendo Torrevieja la única ciudad de la península, junto a Marbella, con más de 100.000 habitantes sin servicio ferroviario. 

La falta de trenes contrasta con la enorme oferta de transporte aéreo. A menos de 50 km de Torrevieja hay no uno, sino dos aeropuertos: Alicante-Elche y Murcia-Corvera, abierto recientemente para promover la llegada de turistas en avión a una comarca que sigue esperando su tren.

De Torrevieja a… Antes En 2021
Barcelona Tren de Rodalies Bus + Tren
Montpellier Bus + Talgo Mare Nostrum SERVICIO SUSPENDIDO
Alicante Tren Intercity Bus + Tren



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.