Asociaciones vecinales y ecologistas detectan niveles alarmantes de nitratos en el agua de la provincia de Zamora – ES


  • Un 66% de las muestras recogidas en la provincia de Zamora dan valores por encima de los 50 mg/l y los valores máximos han sido en un manantial de Cerecinos de Campos y en un pozo particular en Carbajales de Alba
  • Un 80% de las muestras recogidas en Carbajales de Alba dan valores por encima del límite legal (50 mg/l)
  • El Procurador del Común de Castilla y León ha instado hoy en rueda de prensa a la Junta que designe nuevas Zonas Vulnerables a Nitratos, incluyendo la localidad de Carbajales de Alba
  • Las organizaciones demandan que se establezca de forma inmediata una moratoria de cuatro años a la ganadería industrial

16 de junio de 2021.– La Plataforma Tierra de Alba, Greenpeace y la Coordinadora Pueblos Vivos de Zamora han hecho pública hoy en rueda de prensa la resolución del Procurador del Común de Castilla y León sobre la alarmante contaminación del agua por nitratos encontrada en la zona y en particular en Carbajales de Alba.

Esta resolución es el resultado de la queja efectuada por la Plataforma Tierra de Alba, por la cual se pedía que, ante los niveles de contaminación del agua por nitratos y el total desamparo frente a la expansión de la ganadería industrial, se declare como Zona Vulnerable a los Nitratos la localidad de Carbajales de Alba.

Después de las preceptivas investigaciones, el Procurador del Común emitió una resolución y la envió a la Consejería de Fomento y medio Ambiente de la Junta de Castilla y León el pasado 8 de junio por la cual se insta a la Junta que adopte las medidas necesarias para garantizar el derecho de que todas las personas de Castilla y León “a vivir en un medio ambiente ecológicamente equilibrado y saludable, impulsando la compatibilidad entre la actividad económica y la calidad ambiental con el fin de contribuir a un desarrollo sostenible” tal como establece la Ley Orgánica 14/2007, de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto de Autonomía.

“La resolución del Procurador del Común confirma nuestras reiteradas denuncias y nos alegra mucho que inste a la Junta de Castilla y León a que responda en un plazo máximo de dos meses y, sobretodo, que tome medidas para acabar con la destrucción de nuestros acuíferos”, ha declarado Marisol Gómez Silva, portavoz de la Plataforma Tierra de Alba. “Queremos pueblos vivos y sin agua limpia es imposible que la gente quiera seguir cuidando al medio rural y evitar el despoblamiento. El beneficio económico de unos pocos está siendo la ruina del bien común”, ha concluído Gómez.

En la resolución se exige que la Junta de inicio a los trámites pertinentes para designar como Zona Vulnerable a Nitratos todas las estaciones contaminadas, tanto de aguas subterráneas, como de superficiales, entre las que se encuentra la de Carbajales de Alba. Asimismo, pide se incluya esta localidad dentro de las zonas con masas de aguas eutróficas en las que es necesario implementar el futuro Programa de Actuación de las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes de origen agrícola y ganadero con el fin de disminuir los niveles de nitratos detectados por debajo del límite de 50 mg/l fijado como objetivo en el Real Decreto 261/1996, por el que se regula la protección contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias.

La contaminación por nitratos

Según los datos del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico el 30% de las estaciones de control de las aguas subterráneas y el 50% de las superficiales indican una mala calidad debido a la contaminación por nitratos.

Las medidas que España ha puesto en marcha hasta el momento no han sido suficientes para frenar este problema y la situación de incumplimiento en materia de la aplicación de la legislación ambiental comunitaria llevó a la Comisión Europea a abrir un procedimiento de infracción contra España en 2018 y a enviar un dictamen motivado en julio de 2020 en el que se exige ya que se pongan medidas en práctica para atajar este grave problema. Por este motivo, el Gobierno español presentó en marzo una modificación del Real Decreto 261/1996, por el que se regula la protección contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias.

El dictamen motivado reconoce el esfuerzo de Castilla y León para ampliar las zonas vulnerables a los nitratos. Sin embargo concluye que esa ampliación es aún insuficiente y que hace falta reforzar las medidas para evitar la contaminación por nitratos. En particular dice que “(…) visto el deterioro de la calidad del agua, las autoridades deben adoptar un nuevo Plan de Actuación con medidas adicionales o reforzadas (…)”. Por ello, la Comisión considera que “(…) Castilla y León sigue incumpliendo las obligaciones que le incumben (…)”.

La situación de la ganadería industrial en Castilla y León

Castilla y León ocupa el podio estatal en los tres sectores ganaderos más industrializados: el primero en bovino, con 21,3% del total de animales, el segundo en pollos y gallinas, con 11,8% del total de animales y el tercero en porcino, con 13,5% del total de animales. Esta cantidad de animales genera ingentes cantidades de excrementos, que unidos a los fertilizantes sintéticos utilizados en gran medida para producir alimento para estos animales, son los responsables de la contaminación del agua por nitratos.

El elevado número de explotaciones de ganadería industrial en Castilla y León coloca a esta comunidad autónoma en el primer puesto en cuanto a emisiones de amoníaco declaradas a nivel estatal, y es responsable, según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes, del 24% de estas emisiones. La ganadería industrial es la responsable del 98% de estas emisiones y el porcino intensivo responsable del 72% de las emisiones y la explotación intensiva de pollos y gallinas del 26%. En cuanto a las emisiones de metano, ocupa el cuarto puesto a nivel estatal, siendo responsable del 9% de las emisiones. La ganadería industrial es la responsable del 69% de las emisiones de metano en Castilla y León siendo el porcino industrial responsable del 65% y la explotación de pollos y aves del 4%. El vacuno está exento de declarar sus emisiones.

Además, sobre Castilla y León se cierne la amenaza de tener la mayor explotación de vacuno de leche de la UE. El proyecto de macrovaquería de Noviercas explotaría 23.520 vacas y estaría entre las cinco más grandes del mundo.

El proyecto “Sin agua no hay pueblos. El derecho al agua limpia”, de Greenpeace

Este proyecto puso en marcha una red ciudadana de vigilancia de la contaminación del agua por nitratos a nivel estatal. Se distribuyeron aparatos para medir la concentración de nitratos en el agua y en Castilla y León cuenta con la colaboración de la Coordinadora Pueblos Vivos así como de otras entidades de Zamora que se están encargando de hacer mediciones en la provincia de Zamora.

Los resultados preliminares, fruto del primer mes de muestreos, muestran una situación que no solo corrobora las mediciones oficiales, sino que va más allá, ya que muestra una situación generalizada de contaminación del agua por nitratos. Un 66% de las muestras (19 de 29) recogidas en la provincia de Zamora dan valores por encima de los 50 mg/l, muchas muestras duplican esta cifra y los valores máximos detectados han sido uno de 490 mg/l,en un manantial de Cerecinos de Campos y otro de 260 mg/l en un pozo particular en Carbajales de Alba. En Carbajales de Alba el valor mínimo fue de 30 mg/l en el agua de grifo del pueblo y el máximo de 260 mg/l en un pozo. En esta localidad un 80% de las muestras dieron valores por encima del límite legal.

La ganadería industrial se está expandiendo en España de una forma desmesurada y totalmente descontrolada agravando aún más una situación ya alarmante de contaminación de un recurso tan vital y cada vez más escaso como es el agua, además de contribuir en general y de forma irrefutable a la crisis ecológica”, ha declarado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Los datos del primer mes de muestreos por parte de la Red Ciudadana de Vigilancia de la Contaminación del Agua por Nitratos, impulsado por Greenpeace, ponen en evidencia que la contaminación por nitratos es aún más generalizada de lo que indican los datos oficiales y que la solución pasa por ir a la raíz del problema y abandonar el modelo agroganadero industrial”, ha concluido Ferreirim.

Demandas

  • Que se pongan en marcha de forma inmediata los trámites para dar lugar a la resolución del Procurador del Común designando nuevas Zonas Vulnerables a Nitratos
  • Establecimiento de una moratoria a la ganadería industrial de al menos cuatro años en toda Castilla y León: ni explotaciones nuevas ni ampliaciones de las existentes.
  • Un plan para la reducción paulatina de la cabaña ganadera en intensivo
  • Formación y comunicación dirigidas a agricultores y ganaderos sobre la importancia de preservar un recurso tan vital como el agua
  • Medidas de control efectivas y sanciones (quien contamina paga) que permitan poner fin a las malas prácticas



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.