Qué frutas y verduras comer en agosto – Calendario de temporada


El mes por excelencia de verano es sin duda, el mes de Agosto que exige el consumo que frutas así como verduras que nos permita hidratarnos. Conozcamos entonces a continuación, qué frutas y verduras comer en agosto – Calendario de temporada.

Qué frutas y verduras comer en agosto – Calendario de temporada

Que frutas y verduras comer en junio calendario de temporada agosto

La cocina de agosto nos ofrece frutas y verduras frescas ricas en sales minerales y perfectas para saciar nuestra sed y prevenir el golpe de calor también derivado del calor.

Conozcamos a continuación las listas de todas las frutas y verduras que vas a poder comprar en el mes de agosto pero antes os vamos a dejar este enlace en el que vas a poder consultar todo el calendario de temporada al completo.

Frutas qué comer en agosto

Que frutas y verduras comer en agosto calendario de temporada maracuya

  • Piña
  • Maracuyá
  • Papaya
  • Albaricoques
  • Sandías
  • Plátanos
  • Cerezas
  • Higos
  • Fresas
  • Frambuesas
  • Manzanas
  • Melones
  • Arándanos
  • Moras
  • Peras
  • Melocotones
  • Ciruelas
  • Grosella
  • Uvas

Verduras qué comer en agosto

Que frutas y verduras comer en agosto calendario de temporada judias verdes

  • Acelga
  • Zanahorias
  • Coles
  • Pepinos
  • Achicoria
  • Judías verdes
  • Lechuga
  • Berenjena
  • Pimientos
  • Tomates
  • Rábanos
  • Ensalada de rúcula
  • Apio
  • Calabazas
  • Calabacín

De todas las frutas y verduras del mes de agosto que os acabamos de enumerar, queremos resaltar las que os dejamos a continuación para que conozcáis bien sus propiedades y beneficios:

Tomate

Agosto es el mes de verano por excelencia. Es el mes caluroso por excelencia y también es el mejor momento para comer mucha fruta y verdura fresca para refrescarse y saciar la sed. El tomate, rico en antioxidantes, es el rey de las mesas de verano, para consumir cocido, crudo y combinado con las más diversas recetas.

Higos

Los más codiciosos no pueden resistir los higos que maduran durante este período. Rico en sales minerales, con un alto contenido calórico, el higo es una buena fuente de potasio, hierro además de A, B y C y fibra. También van muy bien con los salados. ¿Has probado alguna vez pasta con higos ? No te pierdas además los melocotones y albaricoques maduros para preparar mermeladas para guardar durante el invierno.

Rábanos

Los rábanos son ideales para hacer ensaladas sabrosas y coloridas y contienen mucha vitamina C. Por sus propiedades calmantes, fueron utilizados por los antiguos romanos para combatir el insomnio.

Berenjenas

Agosto es también el mes de las berenjenas. Ricas en fibra, también ayuda a adelgazar y se convierte en el ingrediente principal de las mejores recetas.

Judías verdes

La judía verde es una verdura leguminosa, la vaina que contiene las semillas de la planta. Las judías verdes se cosechan temprano, cuando las semillas aún son pequeñas. Hay dos tipos de judías verdes: una plana y otra redonda.

Sus características nutricionales consisten en el bajo aporte calórico, consistente en pocos carbohidratos y proteínas, en la riqueza en fibra y en la importante cantidad de vitaminas: vitamina A, carotenos, ácido fólico (con una porción de 250 g cubre todo el requerimiento diario ) y vitamina C (esta última se pierde durante la cocción).

Piña

La piña aporta 60 Kcal por ración (150 g) aportados por azúcares que representan el 10% del peso total. Tiene un buen contenido en vitamina C: aporta el 43% de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina por ración. El contenido de potasio también es discreto: con una porción se introduce el 12% de la cantidad diaria recomendada. Sin embargo, la cantidad de fibra proporcionada, siempre por ración, es aproximadamente la mitad que la de frutas como manzanas y naranjas.

Maracuyá

Las semillas del maracuyá aportan un alto contenido de fibra (11%) y, como el mango, es muy rico en vitamina A y carotenos. Rica en hierro y fósforo, una ración cubre el 30% y el 21% de las necesidades diarias de un adulto, respectivamente. Además, los ácidos presentes en su jugo ayudan a absorber el hierro que contiene. El resto de micronutrientes y oligoelementos típicos de la fruta están presentes de forma equilibrada.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.