• La Dirección General de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias ha informado a Greenpeace que está estudiando la posibilidad de poner en marcha dicha moratoria en toda Galicia
  • La Xunta considera que hay que declarar ya Zonas Vulnerables a Nitratos, en particular en A Limia y otras zonas de elevada carga ganadera, para frenar la contaminación del agua
  • La Xunta presentó también el Plan de Pastoreo de Galicia con el que pretende ayudar a la transición de las explotaciones intensivas hacia un modelo extensivo

[EN GALEGO AQUÍ]

Greenpeace ha mantenido hoy una reunión con la Dirección General de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de la Xunta de Galicia para tratar la grave situación de la contaminación provocada, principalmente, por la ganadería industrial en la comarca de A Limia. Esta reunión se enmarca dentro de la campaña #HablaRural en la que Greenpeace viene denunciando, entre otras cosas, los graves daños ambientales de la ganadería industrial, y surge a raíz del informe “Coren contra Manuel, un caso de SLAPP en la campiña gallega (pleito estratégico contra la participación pública, conocido como ‘SLAPP’ por sus siglas en inglés)presentado por Greenpeace en noviembre de 2020.

En esta reunión, y después de que Greenpeace mostrara su preocupación respecto a la grave situación de degradación ambiental existente en la comarca de A Limia, pero también respecto a la expansión de este modelo industrial a otras comarcas de Galicia, la Dirección General informó de que están estudiando la posibilidad de poner en marcha en toda Galicia una moratoria a la ganadería industrial, una de las principales demandas de la organización ecologista. Además, se informó de que ya se han mantenido las primeras conversaciones con los ayuntamientos más afectados por este problema y con las organizaciones agrarias, y que existe voluntad para desarrollar esta iniciativa, que no ven como un problema, sino como una oportunidad para ir hacia un modelo más sostenible.

“Acogemos con satisfacción la noticia” ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Ésta sería la segunda moratoria regional, después de la de Navarra, por lo que pedimos que se haga lo antes posible y que otras comunidades autónomas tomen también ejemplo, porque es más que necesario.

Como otra forma de poner coto a la contaminación del agua por nitratos y dar respuesta a las exigencias de la Comisión Europea para el cumplimiento de España de la Directiva de Nitratos (la Comisión ha abierto un expediente sancionador en 2018 y enviado un dictamen motivado al Gobierno español en 2020), la Dirección General mostró la firme convicción e interés de establecer cuanto antes unas Zonas Vulnerables a Nitratos en Galicia y en particular en la comarca de A Limia y en otras tres zonas con alta carga ganadera, como son O Deza, O Xallas y A Terra Chá, e informó de que, para ello, solo faltaría un informe jurídico que respalde esta intención.

Entre otras iniciativas presentadas por la Dirección General a Greenpeace, destaca también el Plan de Pastoreo de Galicia, contrastado por un organismo independiente, con el que se pretende orientar la transición de las explotaciones ganaderas intensivas a un modelo extensivo.

La Dirección General, tal como Greenpeace, considera que estas iniciativas ayudarán a Galicia no solo a contribuir a la consecución de diversos objetivos, incluso a nivel europeo, como son el Acuerdo de París, el cumplimiento de la Directiva de Nitratos, la Estrategia de Biodiversidad o la de la Granja a la Mesa, sino que son una oportunidad para dar respuesta a unas exigencias ambientales cada vez mayores, para incrementar el volumen de productos verdaderamente sostenibles para la ciudadanía e incluso para fijar población en el medio rural, algo que los modelos de producción industrial no han conseguido. Además, Galicia, famosa por la calidad de sus productos y por su agricultura familiar, no puede permitir que se desvirtúe esta realidad.

Desde Greenpeace pedimos que la elaboración de los términos y requisitos de la moratoria gallega a la ganadería industrial se haga rápidamente y que cuente con la participación de los agentes sociales. Desde luego, ofrecemos desde ya nuestra colaboración”, ha concluido Manoel Santos, coordinador de Greenpeace en Galicia.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.