Con motivo del Día de la Tierra que se celebra cada 22 de abril, Greenpeace ha presentado en rueda de prensa el informe “HablaRural: El papel clave de la España rural frente a la emergencia climática y la pérdida de biodiversidad”, que analiza el uso del suelo a lo largo de los 505.000 km2 del territorio español y sus municipios, cuantificando la provisión de servicios ambientales que presta el territorio a la sociedad.

El análisis arroja una clara conclusión: los pueblos ayudan a frenar el cambio climático un 34% más que las ciudades y contribuyen 20 veces más a la conservación de la biodiversidad. Por ello, necesitamos pueblos vivos y fuertes para afrontar el mayor reto que vive la sociedad.

 



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.