Greenpeace valora positivamente su reunión con el Ayuntamiento de Sevilla tras la acción en el puente de Triana, para activar el Plan Respira – ES


  • El Ayuntamiento se ha comprometido a mantener una hoja de ruta que empezará en junio y finalizará completamente a principios de 2022
  • Activistas de la organización ecologista desplegaron una pancarta de 30 metros en el puente de Triana durante ocho horas para exigir la activación urgente del Plan Respira
  • Limitar las emisiones de la ciudad y mejorar su movilidad es esencial para conseguir una ciudad sostenible y con calidad de vida para las personas

20 de abril de 2021.- Durante el día de ayer la ONG medioambiental Greenpeace estuvo reclamando la urgente activación del Plan Respira en la ciudad de Sevilla, que permitiría restringir el paso de los vehículos motorizados del centro de la urbe y Triana estableciendo una zona de bajas emisiones.

Con una gran pancarta de lunares de 30 metros de largo y dos kayaks, con los mensajes “REinventa Sevilla” y “Espadas no seas malaje”, los activistas de la organización reclamaron al alcalde la ciudad, Juan Espadas, que pulsase el botón de este plan “como si fuera el alumbrado de la Feria”.

Considerando que los últimos seis años han sido los más cálidos de la historia, que Sevilla ya está experimentando un aumento de la temperatura de 2°C con respecto a 1970, y que las ciudades son responsables del 70 % de todas las emisiones del planeta, la organización ecologista instaba al Ayuntamiento a que incrementase su ambición del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), como ya pidió el Movimiento de Entidades por el Clima de Sevilla.

Durante el desarrollo de la actividad, Greenpeace contactó con el Ayuntamiento para obtener una respuesta sobre la fecha de activación del Plan Respira que culminó en una reunión mantenida en el mismo consistorio para tratar este tema. El Ayuntamiento se comprometió a aprobar el PMUS en el mes de mayo, anunciando que incluirían algunas de las alegaciones presentadas durante el proceso de exposición pública, aunque sin que sean incluidas todas todas las recomendaciones que tanto Greenpeace como el Movimiento de Entidades por el Clima han realizado al mismo para incrementar su ambición en la reducción de emisiones. Por otra parte, el consistorio se comprometió a aprobar el marco jurídico del Plan Respira en el mes de junio. Este marco será el instrumento que posibilite las restricciones de tráfico en el Casco Histórico y Triana.

Tras esto, el consistorio iniciará una campaña comunicativa para transmitir a la ciudadanía información sobre el mismo y sus implicaciones también en junio. Hasta el último trimestre de 2021 las licitaciones necesarias para implementar el plan no estarían completas, tras lo cual se volvería a realizar una campaña comunicativa desde el Ayuntamiento para asegurar su correcta implementación y cumplimiento. El Plan Respira estaría finalmente en pleno funcionamiento a principios de 2022.

Durante la reunión mantenida en el Ayuntamiento se han tratado otras temáticas fundamentales para transformar la ciudad y aumentar su sostenibilidad y habitabilidad como el verde urbano, la eficiencia energética u otros aspectos de movilidad. La organización ecologista valora positivamente la apertura del Ayuntamiento para continuar avanzando en estas materias a través de reuniones específicas para cada materia. No obstante, Greenpeace le ha recordado al ayuntamiento que aunque sus planes parecen estar bien encaminados, necesita incrementar su nivel de ambición para reinventar Sevilla. Teniendo en cuenta los datos científicos y las amenazas relacionadas con el cambio climático es necesario redoblar su apuesta por transformar la ciudad. Así pues, Greenpeace seguirá con detalle la hoja de ruta del Plan Respira a la que se ha comprometido el Ayuntamiento al igual que su nivel de ambición en esta y en otras políticas públicas de sostenibilidad urbana.

Sevilla tiene un gran reto por delante para paliar los efectos del cambio climático que ya sufre la ciudad y que afectan a la vida cotidiana de sus ciudadanos. Sevilla puede y debe ser un ejemplo de ciudad sostenible pero para ello necesitará hacer cambios drásticos que pongan a la sostenibilidad de la vida y las personas en el centro.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.