• La organización ha presentado hoy sus propuestas de cara a las elecciones a la Asamblea de Madrid, que hará llegar a los principales partidos
  • Los próximos dos años serán decisivos para hacer frente a la crisis económica, ecológica y social
  • Los ecologistas consideran vital y urgente la aplicación de los fondos de reconstrucción europeos en la transición ecológica

16 de abril de 2021.- La organización ecologista Greenpeace ha presentado hoy el documento Propuestas de Greenpeace para las elecciones a la Asamblea de Madrid (De la crisis ecológica a la COVID-19. Urge una transformación del sistema), en el que se plantean una serie de medidas para poner en marcha una transformación del sistema en clave verde y justa. El documento está compuesto por 80 medidas divididas en tres campos de acción prioritarios encaminados a la lucha contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y el poder transformador de un cambio en el modelo de consumo. La organización considera que estas propuestas no deberían faltar en ningún programa electoral que pretenda dar respuesta a la crisis ecológica y social en la que estamos inmersos.

La sociedad madrileña tiene enormes retos por delante. La pandemia ocasionada por la COVID-19 es una llamada a la acción y se une a dos grandes desafíos de este siglo: la crisis ecológica y la creciente desigualdad social. Afrontar esta triple crisis debería ser la base del debate y las propuestas de la campaña que se inicia el 18 de abril para la Asamblea de Madrid. La ciencia nos dice que esta década es decisiva para actuar contra la crisis climática y de biodiversidad y los próximos años serán cruciales para tejer una respuesta y evitar consecuencias irreversibles. La situación exige que en un tiempo récord se reviertan los efectos de décadas de excesos.

“La creciente polarización social y política no debería desviarnos de la principal prioridad a la que tenemos que hacer frente: la crisis ecológica y social en la que estamos inmersos. Apostar por una recuperación de la economía verde y justa y por por una transición hacia otro modelo productivo y de consumo es más urgente y necesario que nunca y los fondos europeos tienen que utilizarse con ese objetivo”, ha declarado Alicia Cantero, portavoz de Greenpeace. “Estamos en un momento crucial y la solución a estas crisis estará en gran medida en manos de las personas que salgan elegidas el próximo 4 de mayo. Es el momento de pasar a la acción. Es hora de votar por nuestra salud y la del planeta”, ha añadido.

Estas son algunas de las prioridades para la organización ecologista de cara a las próximas elecciones madrileñas:

Cambio de modelo energético. Establecer la lucha contra el cambio climático como una ocasión para la transformación ecológica de la economía aprovechando la oportunidad que suponen las energías renovables, las comunidades energéticas o la rehabilitación energética de edificios.

Fondos de Reconstrucción Europeos: Asegurar que el dinero proveniente de los fondos de reconstrucción destinados a la Comunidad de Madrid se emplean en proyectos que supongan una verdadera recuperación verde y justa.

Desarrollo del mundo rural y el valor de los ecosistemas: Garantizar una gestión y ordenación de recursos y del territorio que ponga en el centro la protección de la biodiversidad y el valor de los ecosistemas en la Comunidad de Madrid.

#REinventar nuestras ciudades para hacerlas sostenibles y para las personas. Necesitamos políticas públicas que reduzcan sus emisiones urgentemente y mejoren la calidad de vida urbana transformando la movilidad, los espacios públicos y verdes, la alimentación, la energía y el consumo, garantizando el acceso a los recursos básicos para todas las personas.

Políticas de “Residuo Cero” encaminadas a disminuir drásticamente emisiones apostando por la reducción, reutilización, reciclaje y compostaje, y desechar definitivamente las que contribuyan de forma neta al cambio climático.

Fiscalidad justa y verde: Poner en marcha una reforma fiscal que reduzca las desigualdades sociales, distribuya la riqueza, sea progresiva e incluya la fiscalidad verde aplicando el principio de ‘quien contamina paga’, que incentive los comportamientos más sostenibles y que sea justa.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.