¡NO A LOS MACROPARKINGS!


Visualiza ese descampado que conoces en tu barrio y todo lo que podría ser: podría ser un parque para pasear o disfrutar del solecito, podría ser un huerto urbano, podría ser una zona de instalaciones deportivas, podría ser una biblioteca, podría ser infinidad de cosas para mejorar tu barrio y la calidad de vida de las personas que como tú, viven en el.

Sin embargo, a los ayuntamientos parece que les gusta más la idea de pasar por alto todas esas cosas que piden los vecinos, que son los que viven el día a día, y hacer macroparkings o poner más cemento en zonas que necesitan todo lo contrario: más espacios verdes o más servicios públicos. Y desde luego ni se plantean otro tipo de movilidad que no sea coche, coche, y más coche, con las emisiones, contaminación, ruidos y humos negros que eso supone, además del espacio público que devoran estando aparcados.

Algunos ayuntamientos defienden que, si aumentan la superficie destinada para aparcar coches, estarán mejorando los barrios al liberar de tráfico otras zonas. Por eso disfrazan la construcción de aparcamientos llamándolos “disuasorios” para, de esta forma, considerarlos como una inversión en movilidad sostenible.

Así, en vez de aumentar los espacios para que los peatones podamos desplazarnos con distancia de seguridad, en vez de establecer redes ciclistas seguras o fomentar el transporte público, o de apostar por los servicios públicos, deciden usurpar espacios en los barrios para construir macroparkings que ni se necesitan ni se quieren, por el mero hecho de tener unas decenas de plazas más para personas que no viven en estos barrios y quieren aparcar lo más cerca posible de la ciudad.

La primera impresión de un macroparking podría ser que va a reducir el tráfico, pero lejos de eso, un macroparking no es más que una excusa para que más personas se desplacen en coche a la ciudad, aumentando la contaminación en barrios periféricos donde vive gente. Una gente que no se beneficiará en nada de un aparcamiento sobre un terreno que debería dedicarse a equipamientos para el barrio.

Un aparcamiento solo puede llamarse “disuasorio” cuando está situado fuera de la ciudad, junto a las autopistas de acceso, antes de que comiencen los atascos. Sin embargo, los aparcamientos proyectados por el Ayuntamiento de Madrid están ya en plena ciudad, junto a las viviendas. No reducen el tráfico, sino que lo atraen. Para 2021 la mayoría de las inversiones del Ayuntamiento de Madrid para Medio Ambiente y Movilidad se van a destinar a la construcción de estos aparcamientos: suelo público para almacenar bienes privados.

¿Vamos a permitir que esto siga siendo así?

No, no lo vamos a permitir.

Por ejemplo, hoy estamos en el distrito de Hortaleza, en Madrid, con el objetivo de frenar la construcción de un macroparking situado entre un Instituto y un centro de salud. El voluntariado de Greenpeace ha colaborado activamente con la plataforma contra este macroparking (Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal) formada por una veintena de asociaciones vecinales, culturales, deportivas, juveniles y Ampas del distrito de Hortaleza, que se oponen a un modelo de ciudad insostenible en el que el espacio esté dominado por los coches. @NOalParkingHTZ.

Hoy participamos en la marcha organizada por la Plataforma vecinal contra el Parking de Mar de Cristal, que contará con todas las medidas sanitarias y saldrá a las 12:00 de la plaza del Movimiento Vecinal y terminará a las 14:00 en la parcela donde el Ayuntamiento quiere construir el macroparking. Además de participar en la manifestación, hemos decidido transformar este espacio y simular una biblioteca, que es una demanda histórica de las vecinas y vecinos del distrito, que además tiene la tasa más baja de libros por habitante en bibliotecas públicas. Nuestra “biblioteca” tendrá salas de estudio, estanterías de libros para regalar y, también, hemos creado un espacio de lectura y participación, para que todas las personas que quieran puedan compartir su visión de una ciudad sostenible y habitable que apueste por la cultura y los servicios públicos, y que nos permita tener calidad de vida.

Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal, Hortaleza, Madrid.
Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal, Hortaleza, Madrid.
No esperes más y ¡actúa!

¿Y tú, a qué esperas para denunciar y exigir los cambios necesarios para transformar tu barrio, tu ciudad o tu pueblo? Reclama los espacios de tu barrio para aumentar la sostenibilidad y la calidad de vida de tu barrio, ¡tu calidad de vida!

Aquí te dejamos una serie de demandas que pueden ayudarte a pedirle a tu alcalde o a tu alcaldesa que #REinvente tu tu ciudad, tu barrio, tu pueblo, y di NO  a los macroparkings. 

Lesly Ayala Cabana, voluntaria de Greenpeace en Madrid
Alba García Rodríguez, Responsable de la campaña Ciudades Sostenibles
Adrían Fernández Carrasco, Responsable de la campaña de Movilidad 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.