Conseguir que la emisión media de los automóviles sea de 60 g de CO2/km para 2025 es posible – Blog sobre medio ambiente y ecología






Un informe encargado por la Asociación Europea Transport and Environment y Greenpeace sugiere que la Unión Europea puede reducir a la mitad las emisiones de dióxido de carbono de nuevos automóviles con las tecnologías existentes para el año 2025.

El informe realizado por la consultora británica Ricardo-AEA, dice que una combinación adecuada de tecnologías eléctricas, híbridas y convencionales puede permitir a Europa alcanzar un objetivo de emisiones medias de los coches nuevos en 2025 que no supere los 60 gr de CO2/km.

[ad#ad-1]En 2011, la media de emisiones de los coches nuevos vendidos en la UE fue de 136 gCO2/km, mientras que para 2020 se ha establecido un objetivo de 95 gr/km. Aunque los Jefes de Gobierno y los Ministros están todavía trabajando en como alcanzarlo. Por su parte, Estados Unidos han lanzado el objetivo de reducir a la mitad las emisiones de nuevos vehículos para 2025 y los ambientalistas expertos en la materia aseguran que la UE seguirá la senda marcada por EE.UU.

El estudio de Transport and Environment y Greenpeace señala que un objetivo de 60 gramos puede alcanzarse si hasta un 24% de los nuevos vehículos fueran eléctricos, otro 24% híbridos y el 52% restante convencionales. Un objetivo de 70 gramos se alcanzaría con un 7% de eléctricos que es muy bajo y conservador de acuerdo con las proyecciones del mercado de coches eléctricos para 2025. El resto se conformaría por híbridos (22%) y convencionales (71%). Un análisis adicional realizado por Transport and Environment muestra que los costes tecnológicos de las inversiones tendrían retorno en pocos años.

Esta cifra de 60 gramos de CO2/km debe complementarse con otras que mejoren la ocupación de los vehículos como el car pooling de forma que unas emisiones de ese calibre repartidas entre 2 ocupantes estarían en el nivel actual de emisiones de medios colectivos como el autobús y alcanzando cifras de 3 ocupantes se podría llegar a los niveles actuales del ferrocarril, estos factores no tecnológicos sino de uso y costumbres en la movilidad serán los que determinen el desarrollo de un sistema de transporte más sostenible en Europa y en el resto del planeta.

Enlace a la nota de Transport and Environment y al estudio completo

Comments

comments






Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.